'A todo gas: Tokyo Race', carreras ilegales

Nueva entrega de la saga, con Lucas Black como protagonista y Justin Lin como director, sobre un chico inadaptado que llega a Japón y descubre las carreras ilegales de 'drift', una modalidad con curvas muy cerradas y en zig zag.

Shaun Boswell es un chico solitario y con problemas en el instituto que se marcha una temporada a Japón a casa de su tío. Aficionado a las carreras ilegales, en el país nipón descubre una modalidad que son las carreras de "drift" (arrastre), una peligrosa mezcla de velocidad en pistas con curvas muy cerradas y en zigzag. En su primera incursión, acepta conducir un D.K, el Rey del Drift, que pertenece a los Yakuza, la mafia japonesa. Para pagar su deuda, no tiene más remedio que codearse con el hampa de Tokio y jugarse la vida una y otra vez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo