El pasado de Márquez, primer contratiempo en lo nuevo de ‘Estoy vivo’

Vuelve ‘Estoy vivo’ con un giro radical en el comienzo de su segunda temporada. Un salto al futuro se mezcla con un pasado que regresa para agitar las vidas de los protagonistas. Se incorporan nuevos personajes y se mantiene el elemento sobrenatural como característica diferenciadora.

Márquez -Javier Gutiérrez- y el Enlace -Alejo Sauras- deben enfrentarse a un escenario personal radicalmente distinto. Esto viene provocado por la aparición de la mujer de Márquez, un personaje cuya existencia se desconocía hasta el último episodio de la primera temporada y que hará que este reservado policía sin familia ni amigos descubra una vida pasada que ignoraba.

Además, Márquez y el Enlace conocen a Ángela, una misteriosa niña que aparece y desaparece de improviso y que les llevará hasta el edifico Victoria, un antiguo inmueble del barrio. Siguiendo a Ángela se encuentran en medio de una situación inesperada que pone en peligro sus vidas.

La nueva situación hace que Laura -Cristina Plazas- y Susana -Anna Castillo- den un giro a sus vidas y que los amigos y compañeros de trabajo de Márquez y de el Enlace les den de lado y les reprochen su extraño comportamiento.

El universo de lo sobrenatural se enriquece ahora con elementos de terror clásico y también se renueva la cabecera, desde el punto de vista visual y con una nueva versión de la sintonía Humo interpretada por Pau Donés y Anna Castillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo