Lactosa, gluten y aceite de palma, a examen en lo nuevo de ‘En el punto de mira’

Para tratar de dar respuesta a preguntas sobre el gluten, la lactosa o el aceite de palma, ‘En el punto de mira’ hablará con médicos, expertos y consumidores. Un trabajo periodístico, realizado por María Miñana y Mireia Llinares, en el que también desmontará algunos falsos mitos relacionados con estas sustancias.

Más del 20% de los españoles cree que el gluten es malo para la salud. En el punto de mira hará una prueba con 100 consumidores para comprobar qué es lo que saben sobre la realidad de este producto. Un 36% compra productos sin gluten porque cree que es más saludable, pero lo cierto es que, según la Asociación de Celiacos, sólo el 1% de la población tiene intolerancia alimenticia a este componente y no consumirlo puede provocar déficit de ciertos nutrientes e inducir a una intolerancia real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Leches, yogures o quesos con o sin lactosa es otra de las grandes cuestiones de la cesta de la compra de muchos españoles. El reportaje mostrará el testimonio de intolerantes a la lactosa para comprobar que ocurre algo similar que con los productos sin gluten. María Miñana no solo va a ser reportera del programa, sino protagonista. Ella lleva años consumiendo productos sin lactosa. Se someterá a las pruebas de intolerancia en el programa para comprobar si lo hace por necesidad o por seguir una alimentación erróneamente más sana.

En el punto de mira también mostrará la realidad sobre el aceite de palma de la mano de Boro Barber. La producción anual de este aceite supera los 65 millones de toneladas. Es el más consumido del planeta. Es abundante, barato, no se oxida y puede usarse también en productos cosméticos, biodiesel y detergentes. Para los nutricionistas, es una sustancia nociva: tiene un contenido en grasas saturadas muy elevado y en su proceso de refinado genera tóxicos que pueden provocar graves enfermedades en consumos muy elevados y frecuentes.

Además, el cultivo de ese aceite también supone un deterioro para el medioambiente. En el punto de mira conseguirá imágenes exclusivas de los entrenamientos que prepara un grupo de activistas de Greenpeace para realizar una acción en alta mar contra un barco cargado de aceite de palma. La razón es que la extracción de aceite de palma está deforestando las selvas de Indonesia y Malasia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo