David, Jorge y Alba, a por el título de mejor pastelero en ‘Bake Off’

Este domingo 19 de mayo, a las 21.35, Cuatro emite la final de ‘Bake Off’, con 50.000 € de premio y la presencia de los pasteleros Christian Escribà y Patricia Schmidt.

image

Tras nueve semanas de intensa competición, en la que han dado lo mejor de sí mismos para convencer al jurado de su valía, llega la gran final de Bake Off España para sus tres candidatos al triunfo: Alba, David y Jorge. Una entrega decisiva que Jesús Vázquez conducirá este domingo y que servirá para proclamar a uno de ellos como el mejor pastelero amateur de nuestro país, que será recompensado con un premio de 50.000 euros y la opción de publicar un libro de recetas.

La velada, que estará protagonizada por emotivos reencuentros sorpresa con exconcursantes y familiares, contará con la visita a la carpa de dos grandes maestros pasteleros, reconocidos a nivel mundial: Christian Escribà y Patricia Schmidt, ambos al frente de la mítica pastelería Escribà de Barcelona.

image

Los retos para coronarse como el mejor pastelero de España:

Estas serán las tres pruebas que servirán al jurado del concurso -Betina Montagne, Dani Álvarez y Miquel Guarro- para tomar la decisión más importante de esta edición: elegir al ganador, momento cumbre del que también serán testigos los familiares y amigos de los finalistas.

Prueba de autor. En el primer reto de la noche, los finalistas tendrán absoluta libertad para crear e impresionar al jurado, demostrando su versatilidad a la hora de utilizar fruta para realizar tres postres individuales. En sus elaboraciones contarán con el asesoramiento de Christian Escribà y Patricia Schmidt.

Prueba técnica. Los aspirantes se enfrentarán en este caso al gran icono de la pastelería francesa en las tartas de boda. Traducido del francés como ‘crujiente en boca’, el croquembouche que tendrán que elaborar deberá tener 70 cm de alto por 30 cm de grosor y destacar por su textura crujiente. Pero no estarán solos en esta ocasión: afrontarán la prueba por equipos. Podrán elegir a sus ayudantes de entre los exconcursantes, que regresan a la carpa para la gran final.

Prueba Wow. En el último reto del programa, tendrán que presentar su mejor creación, una receta que les lleve a ganar Bake Off España. Para ello, los finalistas van a gozar de total libertad: el jurado no les pondrá ningún límite. Aunque habrá dos premisas de obligado cumplimiento: concentración y máxima seguridad en ellos mismos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo