Así se alimenta el ejército español, en ‘¿Te lo vas a comer?’

Este miércoles 22 de mayo, a las 22.30, La Sexta emite una nueva entrega de ‘¿Te lo vas a comer?’, con Alberto Chicote investigando sobre la alimentación de las Fuerzas Armadas de España.

image

Alberto Chicote analiza esta semana la alimentación de los militares del ejército español. Formado por cerca de 130.000 militares, casi la mitad, 53.000 son soldados de tierra, lo que se conoce como tropa. La preparación física de un militar es fundamental para desempeñar su trabajo, por eso su alimentación es básica.

El chef convivirá con la tropa durante un día de maniobras, conocerá qué son y cómo se hacen las raciones de combate que nuestras Fuerzas Armadas se llevan a misiones internacionales, verá menús y comprobará de primera mano todas las deficiencias de la alimentación para, posteriormente, entrevistarse con uno de los altos cargos del Ejército de Tierra y explicarle todo lo que ha visto e intentar que se comprometa a mejorar las deficiencias alimentarias denunciadas a lo largo del programa.

image

Alberto Chicote entrevistará a un militar del ejército de tierra que le desvela lo que está pasando dentro de los cuarteles militares en relación a la comida a pesar de que se arriesga a ser expulsado del Ejército y juzgado por un tribunal militar. También, hablará con Jorge Bravo, presidente de AUME (Asociación Unificada de Militares), quien también se expone a ser expedientado por el Ejército Español al participar en el programa y confirma lo que el militar describe y aporta más de una treintena de mails de quejas de sus asociados sobre la comida en los cuarteles.

Según denuncian los militares, la externalización de las cocinas de sus cuarteles ha acabado con la calidad de las mismas. Desde hace varios años son contratas, empresas de catering, las que se encargan de alimentar al Ejército de Tierra cambiando el modelo existente, antes eran los cocineros militares quienes cocinaban. Como consecuencia de la entrada de las contratas, muchos cocineros militares han perdido su puesto de trabajo y han pasado a hacer otras funciones dentro del cuartel y los que han tenido menos suerte, ya que tenían contratos eventuales, se han quedado fuera del Ejército.

image
Publicidad - Sigue leyendo debajo