El robo del Códice Calixtino, en 'Cuarto Milenio'

Este domingo 7 de julio, Íker Jiménez intentará arrojar luz sobre el caso del robo del Códice Calixtino custodiado en la Catedral de Santiago de Compostela. El periodista analizará el caso con Luis Rendueles, y también recibirá la visita de José Antonio Ponseti.

Íker Jiménez - Cuarto Milenio

Este domingo Cuarto Milenio retrocede hasta julio de 2011, cuando el robo del Códice Calixtino, una joya medieval única que se encontraba en una cámara acorazada de la catedral de Santiago de Compostela, sorprendió al mundo y a la opinión pública. El valor de este manuscrito del siglo XII, primera Guía de Peregrinaciones del Camino de Santiago, es de millones de euros, aunque hay quienes afirman que es incalculable.

Luis Rendueles-Los ratones de Dios

Iker Jiménez invita al programa al periodista y escritor gijonés Luis Rendueles para explicar qué se esconde tras el robo y compartir sus sorprendentes conclusiones sobre este suceso. Además, el periodista José Antonio Ponseti, autor del libro Vuelo 19 en el que documenta numerosos casos de desapariciones en el Triángulo de las Bermudas, regresará a Cuarto Milenio. En esta ocasión, ahondará en el Vuelo 36, el último caso del que se tiene constancia, una tragedia aérea acaecida en 2017 y de la que apenas hay información.

El adiós de Iker Jiménez a Juan Ignacio Blanco

El conductor de La nave del misterio se ha despedido esta semana de Juan Ignacio Blanco, el criminólogo fallecido el 3 de julio que se hizo famoso a raíz del caso Alcásser, de plena actualidad de nuevo tras el estreno del documental de Netflix. Iker Jiménez recordó sus primeros pasos juntos en el programa de radio Espacio blanco y habló de la vorágine en la que su colega se vio inmerso durante su paso por Esta noche cruzamos el Mississipi, el programa presentado por Pepe Navarro en el que se convirtió en un invitado habitual acompañando a Fernando García, padre de una de las niñas asesinadas en la tragedia con el que intentaba probar una tesis alternativa a la oficial.

"No es óptimo, me dicen, defenderle u homenajearle hoy en día, tras el tsunami de una serie de Netflix -estupenda en muchas cosas- donde no sale muy bien parado. Sin embargo le homenajeo y digo lo que creo: a Juan Ignacio, periodista siempre al filo de la navaja, le impulsaba un deseo honesto de hacer justicia. Lo que pasa es que las Tinieblas, en su más hondo sentido, devoran casi a cualquiera. Las criminales, sádicas, sistémicas, egolátricas e incluso televisivas tinieblas (…) Yo creo que Juan Ignacio se adentró en ellas convencido de hacer el bien. Se inmoló en ellas", asegura en su último adiós al periodista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo