'La Paisana' se mete en tierras valencianas y aparca en Chulilla

Este viernes 6 de septiembre, a las 22.10, La 1 estrena 'La Paisana', con Eva Hache desplazándose hasta la provincia de Valencia para conocer cómo viven los habitantes de Chulilla.

image

Eva Hache es la paisana en esta segunda temporada de la adaptación del exitoso Comedy on the Edge de Dinamarca. La humorista continúa el viaje con su coche naranja y después de visitar Artajona (Navarra) y Calaceite (Teruel), la tercera parada es Chulilla (Valencia). Por delante, aún le quedan los destinos de Añora (Córdoba), Elciego (Álava), Alfoz de Lloredo (Cantabria), Oña (Burgos) y Rascafría (Madrid). Un recorrido que mostrará la pluralidad y riqueza de los miles de pueblos que conforman España.

El programa descubrirá con divertidas historias el día a día de los habitantes de los pueblos. La Paisana viajará por todo el país con humor. Tras pasar 48 horas en cada localidad, Eva Hache divertirá a los habitantes del pueblo y los espectadores con un monólogo sobre las experiencias y emociones vividas de la mano de los lugareños, en los que reflejará a sus gentes y sus historias.

Eva Hache llega a Chulilla

En La Paisana, Eva Hache conduce su coche naranja hacia Chulilla, un pueblo de Valencia a 60 kilómetros de la playa y con un paisaje esculpido por la erosión del río Turia, cuyas paredes monumentales son foco de atracción de escaladores de todo el mundo.

Eva coincidirá con paisanos divertidos y simpáticos como Gerardo y su moto de último modelo, o con Pablo y Conchi, un yerno y su suegra que se llevan a las mil maravillas a pesar de tener el árbol genealógico más enmarañado de toda España. También se topará con María y María Dolores, que le hablarán de sus años de juventud y de cuando bailaban jotas.

Además, con Herminia, una hincha del Valencia, intentará desembrollar el tema futbolístico por excelencia: el fuera de juego. Chulilla es tierra de escaladores, así que también Eva Hache se vendrá arriba trepando por las paredes del pueblo con Pedro, un campeón local y con Sofía, una argentina que llegó a Chulilla y que se ha quedado a vivir allí para siempre.

image
Publicidad - Sigue leyendo debajo