'Volando voy': Jesús Calleja, el salvador de las alvarizas de la sierra de Lugo

Este domingo 27 de octubre, a las 21.30, Cuatro emite la segunda entrega de la quinta temporada de 'Volando voy', descubriendo la belleza de la Serra do Courel.

image

Jesús Calleja llevará a cabo una de las misiones más llamativas de Volando voy. llegará con su helicóptero a la Serra do Courel (Lugo), con el objetivo de recuperar y volver a poner en uso un patrimonio histórico oculto durante décadas por la espesa vegetación: las alvarizas, unas construcciones de piedra muy antiguas que se levantaban para salvar las colmenas de miel de los ataques de los osos.

Cuando se sobrevuela la Serra do Courel se pueden divisar estas extrañas construcciones circulares de piedra repartidas por laderas y zonas angostas. Se sabe poco de su historia, pero sí que los apicultores de la zona las construyeron para evitar que su preciada miel acabara en las fauces de los osos pardos. Estos animales dejaron de habitar allí hace décadas, pero están regresando y las alvarizas podrían volver a cobrar sentido. La Fundación Oso Pardo, que se encarga de su protección, ha inventariado unas doscientas, aunque se cree que hay muchas más escondidas.

image

Los testimonios de los vecinos lucenses

Jesús Calleja se ha propuesto dar a conocer estas impresionantes construcciones y para llevar a cabo esta misión, escuchará la historia de Julito, un apicultor veinteañero que quiere vivir de las abejas en su tierra y a quien los osos ya le han destrozado varias colmenas. El programa y los vecinos de la zona trabajarán para acondicionar una alvariza que le sirva y que, al mismo tiempo, quede conservada para el futuro como un patrimonio que hay que proteger.

Volando voy recorrerá la sierra para reclutar personas que echen una mano para la causa: Rubina, una octogenaria arraigada a su tierra, divertida y superviviente de una historia de vida dura, se dará una vuelta en el helicóptero para ver su tierra desde el cielo y ayudará a Calleja a encontrar a la persona que cederá la alvariza a Julito. Esa persona será Evaristo, un protector de las tradiciones del Courel, a quien Calleja tendrá que convencer para que se desprenda de ella, pese a que tiene un gran valor sentimental para él. Matilde, una abogada que apostó por quedarse en su tierra y que estuvo muy vinculada a su madre, será otra de las personas que ayudará a Calleja en esta singular misión.

image

Publicidad - Sigue leyendo debajo