'La verdad duele': la nueva enfermedad de Will Smith

Este miércoles a las 22.40 horas, Antena 3 emite la película protagonizada por Will Smith, en el que interpretar al Dr. Bennet Omalu, que descubrió los efectos de la conmoción cerebral.

'La verdad duele'

En el año 2002, Mike Webster, uno de los jugadores de fútbol americano más queridos y reconocidos de los Pittsburgh Steelers, murió repentinamente y de forma inesperada. A raíz de este suceso, Bennet Omalu (Will Smith), doctor neuropatólogo forense, graduado por la Universidad de Nigeria y residente en Pittsburgh, comienza una serie de investigaciones. Este es el punto de partida de La verdad duele, película protagonizada por Will Smith, que Antena 3 emite esta noche.

Bennet Omalu descubrió en 2002 una enfermedad que cambiaría para siempre el deporte en América. Identificó y puso nombre a la encefalopatía traumática crónica (CET), enfermedad cerebral detectada en numerosos jugadores de fútbol americano después de sus muertes. Con el tiempo, sus avances han provocado cambios en la normativa de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) que eran absolutamente necesarios.

Las trabas para publicar la investigación

Esta enfermedad es, y sigue siendo, la culpable de numerosos suicidios por parte de jugadores-estrella de la NFL (Liga Nacional de Fútbol de Estados Unidos). La historia narra el descubrimiento del Doctor y su lucha para hacer pública la información, así como los cambios fundamentales que se hicieron para proteger a aquellos que juegan ahora, y los que jugará en el futuro.

Este thriller dramático basado en hechos reales es la segunda película dirigida por Peter Landesman (Parkland), que también ha escrito el guión del film. La película está protagonizada por Will Smith (Focus, Hancock, Soy leyenda), y además cuenta en su reparto con los actores Alec Baldwin (Misión Imposible: Nación secreta, Siempre Alice), Luke Wilson (Un funeral de muerte, Aquellas juergas universitarias), Gugu Mbatha-Raw (El destino de Júpiter, Odd Thomas), Albert Brooks (El año más violento, Drive) y Stephen Moyer (El sicario de Dios, True Blood).

Publicidad - Sigue leyendo debajo