Jon Sistiaga toca los temas más ‘Tabú’ en sus nuevos reportajes para #0: “Quiero impactar al público”

El jueves 31 abre ‘Expiación’, la primera de cuatro entregas dedicadas a los abusos a menores. “Hay tabú tanto para hablar con las víctimas como con los agresores”, avanza el periodista, que apuesta por un estilo visual a lo ‘True detective’, con música de Bunbury y la voz de Asier Etxeandia.

No es la primera vez que Jon Sistiaga trata temas espinosos –antes lo habíamos visto cubriendo conflictos armados o charlando con sicarios–, pero con Tabú, lo nuevo de #0, refuerza su apuesta por el periodismo de investigación añadiéndole una factura visual impactante: “Se trata de que el público tenga la sensación de no saber si ha visto un documental o una serie cojonuda”.

Se estrena con Expiación, la primera entrega de la serie Infancia robada, grabada en EE.UU, Filipinas, Holanda, Colombia y España, y dedicada a los abusos sexuales a menores: “No es un programa complaciente… Quiero que me digan “me ha estremecido”, “me ha hecho reflexionar…”. Y en este tema, por ejemplo, tabú es hablar con las víctimas, pero también con los agresores…”. En este primer reportaje entrará en Villa Milagro, una aldea de Florida aislada entre campos de caña de azúcar y cuyos habitantes fueron, todos, condenados por delitos sexuales. El espectador verá cómo se aplica una de las leyes más restrictivas del mundo.

La primera serie se completa con Perversión, sobre la pornografía en la red y el turismo sexual; Duelo, de niños desaparecidos; y Monstruo, una entrevista con Luis Alfredo Garavito, condenado por torturar, violar y asesinar a 140 menores, completan este primer trabajo. “Son impactantes y están narrados con una estética similar a True detective, Fargo o El silencio de los corderos. De hecho, en la charla con Garavito me siento un poco como la agente Clarice Starling (Jodie Foster) frente al sádico Hannibal Lecter (Anthony Hopkins)”.

La cadena tiene previsto emitir una serie por trimestre, con “la violencia machista, el terrorismo, la lucha contra la droga y la metafísica de la muerte, entre otros asuntos delicados -adelanta Sistiaga-. Pero sin buscar el morbo y respetando a los personajes y a los espectadores”.

Producido por La Caña Brothers, Tabú pretende ser una novedad en la televisión española: “Queremos dar voz a víctimas y perpetradores… ¡y dando la cara! Si no tengo al personaje que me hable a cámara, no lo hago. Es un reto psicológico y sociológico”.

Un planteamiento que responde también a sus ganas de evolucionar como periodista: “Antes trabajaba prácticamente solo y ahora tengo un equipo. Yo pongo las buenas ideas y ellos el talento. ¿El por qué de este cambio? Son reportajes que nos lleva mucho tiempo cerrar y que implican una rigurosidad, que tiene mucho que ver con mi manera de contar las cosas”.

Su credibilidad, forjada en 20 años de carrera, es el mejor aval: “Que gente condenada por violación acceda a hablar conmigo requiere una empatía y muchas horas de gestiones, conexiones por skype… El sello de Movistar+ y mi madurez profesional también ayudan, claro”. La cabecera está interpretada por Bunbury y para el doblaje han contado con el actor Asier Etxeandia, entre otros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV