Un rival menos para Barei: Rumanía queda fuera de Eurovisión por una deuda millonaria

La cadena pública rumana debía casi 15 millones de euros a la UER, que acaba de tomar esta drástica decisión.

Eurovisión es uno de los acontecimientos televisivos que más audiencia genera en toda Europa, y eso tiene un precio. Las cadenas que lo emiten en cada país deben pagar una cantidad determinada a la UER (Unión Europea de Radiodifusión), y no siempre lo hacen. Es el caso de Rumanía, que desde 2007 había contraido una deuda de alrededor de 14,5 millones de euros con esa organización. Tras varias amenazas infructuosas –incluido un ultimátum por carta al ministro de finanzas rumano–, la web oficial de Eurovisión ha anunciado que Rumanía queda expulsada de la edición de este año, que se celebra del 10 al 14 de mayo en Estocolmo, Suecia.

De esta manera, el aspirante rumano, Ovidiu Anton, no podrá defender su canción Moment of Silence, la típica balada épica que por ahora tampoco contaba con buenas posiciones en las casas de apuestas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV