Los consejos de Carlos Sobera para tener una buena cita: “Nunca hay que pedir espaguetis”

El ‘maître’ del amor analiza 
las claves del éxito del romántico programa y hasta recuerda cómo fue su primer encuentro con su mujer.

Cualquier lugar es bueno para que surja el amor, y el restaurante de First Dates se ha convertido en el punto de encuentro ideal para aquellos que buscan ese flechazo, con la inestimable ayuda de Carlos Sobera.

¿Feliz por la renovación?
¡Mucho! Cuando un programa es bien recibido por los espectadores, uno le encuentra más sentido a su trabajo.

Dos meses desde el estreno… ¿Cómo te ves ahora?
No me he visto en la tele porque sufro afán de perfeccionismo y quiero evitar los nervios… Me encuentro muy cómodo.

¿Cuál es el porcentaje de éxito en las parejas?
El 50 por ciento. La mitad de las citas acaban bien.

Y no solo se atreven a ir los jóvenes…
Claro, lo más tierno y bonito es cuando personas mayores, que han sufrido fracasos sentimentales, hallan el amor aquí.

¿El casting ha sido una de las claves?
Pues sí, y la frescura del formato, con perfiles muy variados, desde personas de lo más corrientes a otras extremas. Los frikis siempre gustan mucho a los espectadores.

¿Siguen en contacto después de la cena?
Sí. Si se gustan, ellos mismos se intercambian los teléfonos. En el especial Second Dates se muestran imágenes el seguimiento de cada relación.

¿Qué justifica que vayan famosos?
Dar una sorpresa agradable a alguien que viene a buscar pareja y que es muy fan. De no ser así, se desvirtuaría la esencia de este programa.

¿Cómo fue tu primer encuentro con Patricia Santamarina, tu mujer?
Me iba a reunir con el realizador Valerio Lazarov en una gala homenaje al dúo cómico Tip y Coll y me recibió ella. Al verla, dije: ‘‘¡Esta mujer me va a complicar la vida!’’ (risas).

¿Qué plato recomiendas?
No sé, pero en una cita nunca hay que pedir espaguetis porque te pueden comprometer…

¿Una canción?
Stand By Me, de Ben E. King. Es la sinfonía de Beethoven del siglo XX.

¿Qué no se debe hacer al conocer a alguien?
Mostrarse egocéntrico y convertir a tu compañero en un psicoanalista. ¡Y tampoco hay que pecar de sincero!

¿Te volveremos a ver como actor?
No lo sé. Desde la serie Mis adorables vecinos [2004] no me han contratado para una ficción porque los directores no quieren arriesgar.

¿Qué serie elegirías?
Me gustaría participar en La que se avecina y House of Cards.

¿Qué te supone ser el dueño de un teatro de Madrid?
¡Del Reina Victoria! Es una aventura creativa preciosa; ahora es su centenario y se otorgará una butaca a Lola Herrera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV