De mecánico a monarca: así es ‘Reyes por sorpresa’, el nuevo reality de DKISS

David Drew Howe, estadounidense de 45 años, descubrió que es el hederero de la corona de la Isla de Man, y a partir de ahí empieza un viaje a su reino con su mujer y su hija que les llevará hasta a la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Como si de un cuento de hadas hollywoodense se tratara, David Drew Howe, un mecánico de Maryland, Estados Unidos, decidió investigar su linaje a través de internet para descubrir no sólo que procedía de una familia de nobles, sino que era el heredero legítimo de la corona de la Isla de Man, una pequeña ínsula del mar de Irlanda, en la costa oeste de Inglaterra. Tras informar de su intención de reclamar el título a London Gazette, el diario oficial del gobierno británico, David vio reconocidos sus derechos en 2007, consiguiendo incluso ser invitado al enlace matrimonial entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton. Sin embargo, ahora se enfrenta a una prueba mucho más complicada: convencer a sus súbditos de que un obrero estadounidense es digno de ser su nuevo rey. Para ello, junto a su esposa Pam y su hija Gracia, de 12 años, ha emprendido un viaje de casi 5.000 kilómetros desde su Maryland natal a Reino Unido, al que los espectadores podrán asistir a través del canal DKISS en Reyes por sorpresa el martes 23 de agosto a las 23,30 horas.

En este periplo europeo, el mecánico de 45 años y su familia se concentrarán en aprender cómo deben actuar ahora que son reyes, cuáles son las tradiciones locales (incluida la lengua local de Man) y cómo es la tierra sobre la que deben reinar. Sin embargo, el trío aprenderá rápidamente que pasar de plebeyos a reyes no es tarea fácil y que incluye acostumbrarse a vivir muy lejos del mundo con el que están familiarizados.

Para ayudarles en este reto, David y su familia contratarán a un consejero real y a una experta en etiqueta, Lady Colin Campbell, que tendrá que trabajar muy duro para refinarlos y convencerles de que deben saludar con un apretón de manos, en lugar de chocando los puños, y que no deben anudarse la servilleta al cuello y mucho menos sonarse la nariz con ella, entre otros muchos detalles. Además de ayudar a la familia con sus costumbres, Lady Colin Campbell también se encargará de proporcionar a Pam un nuevo vestuario, lo que provocará ciertas tiranteces entre ellas.

En Reyes por sorpresa, compuesta por siete episodios de una hora de duración, los Drew tratarán de organizar fiestas en el jardín real y tomar el té con los más selectos círculos sociales de la isla, actividades lúdicas con las que podrán poner en práctica sus nuevos conocimientos de etiqueta. Estas reuniones les proporcionarán bastante diversión y les animarán a seguir adelante con su empeño. Sin embargo, el consejero real se apresurará a advertirles de que no todo es risas, fiestas y juegos en la vida de una familia real. No obstante, el impacto de tantos cambios no será fácil de digerir. Cuando David decidió investigar su linaje, nunca se imaginó que, de la noche a la mañana, su familia y él se verían catapultados hacia los círculos sociales más selectos de Europa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV