‘Gran Hermano 17’ arranca su edición más colorida con despedida de Mercedes Milá y “teletransporte” a la casa

Jorge Javier Vázquez, el nuevo presentador, asegura que no tiene miedo a tomar el relevo a la periodista. Los que sí siguen son Jordi González y Lara Álvarez en ‘El debate’ –con menos colaboradores– y ‘Límite 48 horas’, que en principio durará tres semanas.

Se especulaba con que Gran Hermano 17 fuera la edición de las mentiras, sobre todo por esa teoría según la cual Mercedes Milá sí seguiría siendo la presentadora del formato en colaboración con Jorge Javier Vázquez. “Mi madre le va diciendo a la gente por la calle que es un bulo”, ha contado entre risas el propio Jorge Javier, y los directivos de Zeppelin y Telecinco han suscrito el fin de ese misterio: Mercedes Milá sí estará pero, en principio, solo en la primera gala de este jueves 8, y para despedirse.

“Para mí no es noticia que Mercedes esté en el arranque de la edición porque tiene que despedirse ante su público, y decirle a su audiencia lo que ella quiera”, ha aclarado Álvaro Díaz, ‘su Alvarito’, ahora productor ejecutivo de Zeppelin TV. Parece entonces que la puerta de Gran Hermano sí se cierra definitivamente para ella: “No va a tener más presencia, la creatividad de la gente que dice que va a seguir es maravillosa, pero no. Aunque si la fuera a tener, te mentiría”.

En el nuevo capítulo, la luz, el color y la tecnología tendrán más relevancia que nunca. Como cada año, a partir del jueves se planteará “un juego” a los 17 concursantes –no está previsto que entren más excepto si hay salidas forzadas o repesca– y a la audiencia, y en él cobrará protagonismo la realidad virtual y aumentada. Así, el público podrá ver, por ejemplo, puertas virtuales por las que entran personas ajenas a la casa, y que tendrán relación con los concursantes. “Con esto del teletransporte vamos a rizar el rizo”, asegura Jordi González, encantado de tomar las riendas del debate “porque es moderno, divertido y me rejuvenece, que la gente de mi edad normalmente presenta detrás de una mesa”. En ese debate se romperá la estructura de las tres gradas para ir hacia un formato con menos colaboradores. “Y no estarán muy cómodos”, ha apuntado Álvaro Díaz.

Es probable que Jorge Javier sea el primero en cruzar una de esas puertas virtuales, en el arranque de una gala que comenzará con un vídeo que homenajea a todas esas personas que llevan años esperando a que llegue “su momento” –es el claim de la edición– para entrar en la casa. Según los cálculos de Zeppelin, en todos estos años han recibido “un millón de llamadas” de personas interesadas en apuntarse. Jorge asegura que es fan del formato –“el más potente de la televisión de los últimos años”– desde su primera edición, y que no se lo pensó cuando se lo ofrecieron: “Me convocaron para una reunión y yo pensaba que sería para echarme la bronca, y me lo soltaron a bocajarro. Dije que sí sin pensar. Es un programa que nunca creí que iba a poder presentar y por supuesto que no iba a dejar escapar la oportunidad”.

Además, lo hace con la tranquilidad de haber hablado sin tapujos con Mercedes Milá: “No hay ningún problema entre nosotros, todo lo contrario. La admiro muchísimo, sobre todo su capacidad de ser original en directo”. Eso sí, no la imitará en cuanto a vestuario –“Pero porque no me dejan, que llevo 20 años con americanitas y a mí me gustaría salir como Carmen Miranda”– ni en el estilo: “A estas alturas, tanto Telecinco como la audiencia ya saben quién soy y cómo lo hago”.

Durante las tres primeras semanas de concurso habrá tres galas semanales en prime time: la de nominación y/o expulsión los jueves con Jorge Javier, el debate el domingo con Jordi y el Límite 24 horas el martes con Jordi en plató y Lara en Guadalix. Este último tiene todas las papeletas de perder su lugar en la programación después de esas tres semanas en favor de alguna de las series que acumula la cadena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV