Broncón de Meritxell y Clara y lametón de Montse a Cris

Mientras los concursantes empiezan a buscar a sus compañeros más afines, Pablo, el gofrero de Londres, no parece encontrar su sitio en la casa de Guadalix.

image
GH17

No llevan ni una semana en la casa y ya se ha montado la primera bronca. Todo comenzó cuando la unión de Meritxell y Laura provocó que sus compañeros notaran cierta distancia. Clara saltó y ambas acabaron enzarzadas. “Haced lo que queráis con vuestra vida”, les dijo a sus compañeras.

Pero ellas no han sido las únicas que han notado mal rollo estos primeros días. Beatriz ya tiene claro su objetivo: “No soporto a Montse. Parece que esconde algo y eso no me gusta nada. Vamos a ver si no me toca ponerla morada como mi pelo porque cuando alguien no me entra…”.

Mientras, el resto de concursantes intenta encontrar su sitio en la convivencia. Todos menos Pablo, que no parece encajar con ninguno y se ha desmoronado ante las contínuas bromas que le hace Adara: “Me ven débil y diferente. No sé qué hago aquí”.

Pero los habitantes también han tenido tiempo para los buenos momentos. Mientras todas las chicas de la casa están como locas con los músculos de Alain, Cris, que ha recibido un lametazo de su compañera Montse (‘El beso de vaca’, lo llama ella), está loquito por Meritxell: “Esta noche hemos hecho piecitos”.

Adara, por su parte, está tanteando a Fernando y Rodrigo. Esta edición promete…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV