Terelu busca porras en Guadalix y el peligroso juego de Adara

Tras la expulsión de Cris y Laura, la Campos entra en la casa para proponerles el primer juego de nominaciones.

image
GH17

Ya hay dos habitantes menos en la casa de Guadalix de la Sierra: Cris y Laura, ‘mitades’ de Fernando y Meritxell, son los primeros expulsados de Gran Hermano 17.

Los concursantes abandonaron el concurso en una gala que estuvo marcada por las primeras broncas y el triángulo amoroso formado por Adara, Rodrigo y Pol. La joven lleva varios días ‘tonteando’ con sus compañeros y diciéndoles a ambos las mismas cosas. “Está jugando con nuestros sentimientos”, se quejan ellos en el confesionario. “No te preocupes, mi magia es para ti”, les dice ella a ambos. Al final, Rodrigo le ha aconsejado: “Ten cuidado, en general”. Y Pol le ha dicho: “No juegues, ¿eh?”. La cosa se ha complicado cuando Bea se ha unido al juego cerrando un peligroso cuarteto.

Pol, por su parte, ha sido el primero en entrar en El Club y ha decidido privar de la nominación a su compañera Candelas.

Mientras tanto, los concursantes han recibido la visita de Terelu, que les ha escondido la caja con las bolas para nominar. La Campos les ha llamado “valientes” y les ha aconsejado que disfruten: “Y nos hagáis disfrutar a nosotros”. Eso sí, Terelu no ha podido resistirse a la tentación de abrir la nevera. “¡Aquí no hay nada!”, ha dicho escandalizada. A lo que El Súper le ha respondido: “No hay churros ni porras”.

Finalmente, han resultado nominados Candelas, Meritxell, Pablo y Miguel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV