Jesús Vázquez se emociona con ‘La Voz’: “Con los años me he vuelto más moñas”

El presentador se muestra ilusionado con una cuarta edición que deja a un lado el 'flamenquito' de los últimos años. “Nos hemos metido de golpe en el siglo XXI”.

image
Jesús Vázquez

Más de 25 años en televisión, 35 programas… Jesús Vázquez, uno de los presentadores más carismáticos de la televisión, aborda esta edición de La voz tan emocionado como el primer día.

¿Cómo ha sido la nueva edición?
Como siempre: apasionante, emocionante, deslumbrante y llena de talento.

¿Y cómo consigues mantener la ilusión?
Es que a mi me gusta tanto el programa que no tengo que hacer nada para mantener la ilusión, estoy deseando que llegue cada año porque me lo paso bien, soy feliz, disfruto mucho porque me encanta la música.

¿A veces te quedas con mal sabor de boca con las despedidas?
Claro, mucho, porque en las audiciones conozco su historia y estoy con las familias, sé el recorrido de esa persona. Los coaches no saben quiénes son ni de dónde vienen, solo se guían por las voces, y algunas historias son muy conmomedoras, gente que ha luchado, que ha sufrido, que ha tenido vidas difícil y que a pesar de eso no pierden la ilusión. Se pasa momentos malos pero otros maravillosos cuando todo sale bien. Es una montaña rusa de emociones.

Cada edición de La voz es diferente. ¿Qué destacarías tú de esa?
Me ha llamado más la atención el tipo de voces que se ha presentado este año. Más de 20.000 personas acudieron al casting, de un perfil muy distinto al que se presenta a concursos de televisión, gente que no quería salir en televisión, músicos profesionales o callejeros.

¿Va a haber estilos nuevos?
Sí, de verdad. Hemos dado un vuelco a una música más actual, urbano… Años anteriores era más música española, coplas y este año es música internacional. Estamos contentos porque la esencia del programa son las voces y hemos conseguido cambiar un poco el perfil. Yo digo que nos hemos metido de golpe en el siglo XXI musical.

¿Ha subido el nivel profesionales de los concursantes?
Es muy variado, tenemos jóvenes desde los 17 años a gente que mucho tiempo luchando, gente que no se había subido a un escenario.

Te hemos visto emocionarte en otros programas… ¿Te han hecho llorar en esta edición?
Me han hecho llorar los niños, porque los estamos haciendo en paralelo, pero os lo contaré entonces. Con los adultos también me he emocionado, el otro día en las batallas hubo un momento imposible no emocionarse. Manuel Carrasco va a hacer llorar a España entera. Yo con los años estoy más moñas.

¿Y cómo has visto a los coches?
Manuel Carrasco está para comérselo y Melendi ha venido más maduro, menos rebelde.

¿Crees que sería bueno cambiar a los coches cada año?
Lo estamos haciendo un poco, la única que lleva cuatro es Malú, pero es que nos encanta, tiene una legión de seguidores que quiere que esté aqui. Los demás se van moviendo en función de sus compromisos. Por ejemplo, David dice que se siente más cómodo haciendo el de niños y tampoco les puedes forzar a hacer algo que no les apetezca. Laura Pausini ya nos dijo el año pasado que no podría venir porque le coincide con una gira, pero a lo mejor el año que viene me encantaría, porque me cago de risa con ella.

El año pasado comentaste que en los directos te había costado controlar a los coches.
Laura Pausini era un terremoto, no paraba. En la parte grabada luego se puede editar pero en directo nos teníamos que ir a publicidad y no me hacía caso, pero la echo de menos, ojalá vuelva, porque prefiero parar el carro que tirar de él, siempre es mejor que den mucho que ir diciendo yo.

¿Cómo les definirías?
Alejandro Sanz cada vez que habla da una lección, porque además de un poeta es un maestro y es el que tiene un trayectoria internacional más potente. Melendi ha venido más responsable, muy profesional; Malú es un bicho, tiene días que está muy loca, otros que está triste porque tiene ese temperamento, y Manuel está para comérselo, tiene un corazón tan grande, es tan buena gente y se emociona tanto con sus chicos que va a hacer llorar a toda España, porque cuando se le caen las lágrimas de esos ojos azules se te caen a ti, porque son de verdad.

¿Se ha adaptado bien al cambio de los niños a los adultos?
Sí, está estupendo, está feliz y es un chico tan humilde y tan sencillo con el talento que tiene que da gloria trabajar con el.

¿Cómo se plantea el nuevo curso a nivel de proyectos?
De momento esto, luego La voz kids, Levántate está previsto hacerse también y ya tengo el año ocupado. Con eso ya me daría por satisfecho.

¿No estar en Got Talent te da pena?
Me dijeron que no lo dijera oficialmente pero de alguna forma sí que deslicé varias veces que no me sentía cómodo. Voy a echar de menos porque me lo pasé muy bien con Jorge Javier Vázquez y con Edurne, pero no me sentía cómodo juzgando, porque a diferencia de La Voz, hay que decirle a alguien que no, y eso me cuesta. Yo creo que Risto lo va a hacer muy bien.

¿Con Risto no hay piques?
Ninguno, en absoluto, porque la decisión estaba tomada antes de vacaciones. El está muy curtido como jurado y no le cuesta decir que no, porque yo lo he vivido con él en OT.

¿No te ves entonces juzgando en otros programas?
En ese papel en concreto no. En un formato que fuera más coach que jurado, que trabaje en positivo sí. En La voz se aprieta un botón para decir te quiero, en Got Talent es para decir "vete a tu casa". No he nacido para juzgar.

Cumples 51 años, ¿te pesan los años?
No, nada. Después de los 50 creo que no voy a tener más crisis, es una tontería. La vida es demasiado corta para estar con tonterías, eso es lo que aprendes a partir de los 50, que la vida pasa tan rápido…

¿Qué te parece que Mercedes Milá haya dejado Gran Hermano?
Era parte del alma del programa, pero no quiero opinar.

¿Y si te lo ofrecieran?
Profesionalmente hablando, como formato es una pasada, para cualquier profesional, un reto muy difícil de hacer. Si me lo ofreciera, sí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV