Revolución en la segunda temporada de ‘Quiero ser’ con una modelo curvy, una chica ‘tomboy’ y un ‘mamarrachic’

Os revelamos los perfiles de los concursantes, que se enfrentarán a nueva mecánica de expulsiones ya sin Sara Carbonero. En su lugar, contarán con ‘videotips’ de los coaches y la colaboración de asesores externos.

Una modelo curvy, una chica tomboy que viste ropa de chico, una joven que se autodefine como ‘mamarrachic’, una concursante que huye de modas y tendencias, una candidata sexy que explota su lado más femenino, una estudiante de Diseño muy puesta en las últimas corrientes y una influencer siempre aconsejada en sus looks por su madre son las siete participantes que lucharán desde este lunes por su permanencia en la segunda temporada de Quiero ser. Una de ellas dirá adiós a su sueño al acabar la primera entrega.

Otra de las novedades es que Dulceida, Madame de Rosa y Cristo Báñez, los encargados de guiar a los alumnos en la ardua tarea de construirse una identidad propia en el mundo de la moda y las redes sociales, grabarán cada semana vídeos con consejos, tips de belleza y técnicas do it yourself. Además, habrá colaboraciones especiales en el programa de caras conocidas del mundo de la moda y las redes sociales, que en esta edición también abordará con otros expertos materias como alimentación, deporte o hábitos de vida saludables. Respecto al premio final, esta vez, además de la apertura de su blog en Divinity.es (el primero, conquistado por Alicia Alameda, desde el 12 de septiembre ya cuenta con 105.000 navegadores únicos), el ganador obtendrá una beca para cursar un Máster en el Instituto Europeo de Diseño.

Quiero ser amplía en esta edición el perfil de sus participantes, escogidos en un proceso de casting al que se han presentado más de 6.000 aspirantes por su carisma, su personalidad, su estilo, su conocimiento del mundo de la moda y su capacidad de diferenciarse y romper con los estereotipos y los cánones de belleza hasta ahora mayoritariamente imperantes, presentando a los espectadores universos reales como por ejemplo el denominado curvy a través de una de las participantes. Y es que, aparte de esta modelo ‘XXL’ de tallas grandes, también partipará una chica que se autodefine como "mamarrachic", que ha desfilado en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid y que es gran conocedora del mundo de la moda desde pequeña debido a la profesión de modelo de su madre. Otro de los perfiles que podrán ver los espectadores de Quiero ser es a una estudiante de Diseño muy puesta en tendencias y en los entresijos de la moda.

Pero no todas siguen la línea que marcan en las redes sociales, los cazadores de tendencias y los blogueros. Una de ellas afirma que es una chica rebelde que huye de las modas y las tendencias. Se define como la ‘rara de una familia bien’. Dentro de este grupo también participará una chica tomboy que utiliza siempre ropa masculina, con gorra y pelo recogido. Huye de las faldas y de cualquier prenda que recuerde a los modelos femeninos. Totalmente opuesta a esta última candidata el programa presentará a la que afirma ser la más sexy y femenina del grupo, que sabe sacar partido de su belleza y ha dejado su trabajo por participar en Quiero ser. Por último, una influencer estudiante de Periodismo, una apasionada de la moda gracias a su madre a quien ayuda a elegir sus estilismos, rivalizará junto a las otras seis candidatas por su permanencia en el fashion talent show, más allá del lunes de estreno.

Tras la presentación de las siete candidatas en el primer programa, una de ellas pondrá fin a su participación en la edición del martes 18 de octubre. A partir de entonces, las seis candidatas restantes lucharán por llegar a la final. De lunes a viernes, los tres profesores tratarán de trasladar su savoir faire a sus pupilos, que rivalizarán e intentarán alcanzar su sueño. Cada lunes habrá una nueva incorporación, una prueba de moda para elegir al favorito y se hará el reparto semanal de los equipos. Martes, miércoles y jueves son los días elegidos para las pruebas por equipos con los coaches, y en el programa del viernes, los profesores salvarán a tres concursantes (uno por cada equipo), los otros tres quedarán nominados y se jugarán su permanencia con una prueba de moda. Dulceida, Madame de Rosa y Cristo Báñez salvarán al que mejor lo haga, sus propios compañeros salvarán a otro y el tercero no elegido será el que abandone el fashion talent show.

Una de las novedades de esta temporada la protagonizarán los profesores. Dulceida, Madame de Rosa y Cristo Báñez realizarán unos mini vídeos con tips donde mostrarán los principales consejos y tendencias. Cómo conseguir un maquillaje ahumado sólo con un lápiz negro o cómo customizarse unas bailarinas al más puro esilo Miu Miu con unas zapatillas de ballet y unos lazos, siguiendo la corriente ‘do it yourself’ que tantos adeptos cautiva en las redes sociales, son algunas de las piezas que los espectadores del programa podrán seguir durante esta edición.

Para Dulceida, “hay un casting maravilloso porque todas son muy diferentes, tienen un estilazo impresionante. Esta temporada me gustaría ayudarlas, aparte de en el mundo de la moda, en temas personales como hice el año pasado con Esther. Fue la concursante con la que me sentí más realizada. Aprendió mucho de mí y yo de ella”.

“Esta temporada hay mucho nivel entre las aspirantes, aunque no deben olvidar que las claves para triunfar son creer en sí mismas y ser original”, opina Madame de Rosa.

Cristo Báñez, por su parte, considera que “los coaches hemos creado un equipo muy bueno ya que, aparte de compañeros, somos amigos. Somos además muy afortunados, ya que tener a más de 6.000 personas presentándose al casting para que les ayudes y les guíes en este mundo es sin duda un hecho del que nos sentimos muy orgullosos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV