Antoni Daimiel, la voz de la NBA: “Gasol me hace acariciar el cielo”

Este apasionado del baloncesto recuerda con emoción el primer triunfo de Pau en los Lakers.

image
Antoni Daimiel

Hincha del Atlético de Madrid desde niño y aficionado a la NBA desde los 18 años, Antoni Daimiel es uno de los rostros más conocidos del deporte en Movistar+, donde narra los partidos de la mejor liga de baloncesto del mundo con Guillermo Giménez y presenta El día después, que analiza la jornada futbolística en #0.

¿Te queda tiempo libre?
¡La verdad es que no paro! El fin de semana veo todo el fútbol que puedo y, además, retransmito el partido de la NBA del domingo a las 21.30; el lunes me toca El día después, y entre semana me vuelvo a centrar en el baloncesto.

¿Tenías ganas de charlar de fútbol?
Sí, para mí esto es como Viena para Torres o Johannesburgo para Iniesta, donde ganamos la Eurocopa y el Mundial. Conducir este programa me sonaba sugerente e imprevisto, así que acepté.

Empezaste aquí de redactor, ¿no?
Sí, y tengo un recuerdo excelente, ya que había un clima de libertad y creatividad. ¡Una maravilla!

¿Recuerdas algún reportaje?
Me quedo con tres. Uno sobre Mágico González, jugador del Cádiz; otro, de un aficionado del Atlético que perdió a su esposa en el Nuevo Zorrilla de Valladolid, y por último con el que hice de la defensa colchonera de Francisco Maturana en Tenerife.

La NBA es de madrugada y el fútbol por la tarde. ¿Cómo te organizas?
¡Uf!, llevo 20 años buscando la solución… (risas)

Lo mejor de tu trabajo es…
Ver los partidos y compartir opiniones con los aficionados. Me satisface provocarles reflexiones, ya que mi labor es enriquecer las imágenes que ofrecemos.

¿Y lo que peor llevas?
Maquillarme y cambiarme de ropa. Lo evitaría si pudiera…

¿Alguna anécdota divertida?
El año pasado en San Francisco, durante la final entre Golden State y Cleveland, cogimos el metro y sin darnos cuenta nos fuimos a la otra punta de la ciudad. Tardamos una hora en llegar a nuestro destino.

¿Y con Andrés Montes?
Mi experiencia a su lado de comentarista es inolvidable. Como persona me enseñó mucho y era un comunicador diferente. Tenía esa genialidad que no se aprende ni en la facultad ni trabajando.

¿Cómo es Pau Gasol?
Un crack, le debo mi momento más especial en este medio. Cuando se proclamó campeón de la NBA, ahí te olvidas de la profesión y disfrutas como un fan más. Me hace acariciar el cielo (risas). Los de mi generación descubrimos esta competición con 18 años y nunca imaginamos que un español llegaría tan alto.

¿Qué te queda por aprender?
¡Todo! La manera de ver la televisión va evolucionando. Pero soy prudente porque no todos los cambios son buenos…

¿Cuál es tu fórmula?
Una mezcla de personalidad, que equilibre tu dignidad con lo que te pide la cadena, y respeto por el público, claro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV