Alejandra Andrade vuelve a estar ‘Fuera de cobertura’: “Sé cuándo tengo que parar de grabar”

El narcotráfico en España y Colombia, el turismo sexual en Latinoamérica o el imperio Trump, entre los temas que analizará en esta segunda temporada.

image
Alejandra Andrade

“Exprimir a la calle toda su verdad”. Este es el propósito de Alejandra Andrade en la segunda temporada de Fuera de cobertura que arranca con un reportaje en Sarita Colonia, la cárcel más peligrosa de Perú donde, en los últimos dos años, han muerto nueve españoles. En las próximas entregas, analizará la figura de Donald Trump y viaja a Colombia para denunciar la explotación sexual de menores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál recomiendas?
¡Todos! He perdido la cuenta de los aviones que hemos cogido para contar historias únicas. El de Tokio, ¿viaje al futuro? fue increíble y nos generó mil debates. Pero mi preferido es el dedicado a los narcos gallegos.

¿Por qué?
Porque nos ha costado años acceder a ellos. No son como los traficantes de las series, son familias que llevan toda la vida dedicándose a esto. También hemos contactado con sus socios colombianos.

Sorprende el de Trump.
Ya, no es un tema de denuncia al uso, pero nos apetecía algo diferente. No hemos hablado con él, pero sí con su círculo íntimo. ¡Muy curioso todo!

Por ejemplo…
Sus asesores nos contaron que su capacidad de atención no dura más de cuatro minutos (risas). Y ha revolucionado Washington hasta tal punto que se ha multiplicado el consumo de alcohol. ¡Tiene loco a todo el mundo!
O su actividad en twitter, que ha obligado a los periodistas a estar alerta incluso de madrugada.

¿El más duro de grabar?
Piratas sexuales, en Cartagena de Indias (Colombia). Somos un equipo con muchas madres y lo que vimos allí con la prostitución de menores fue asqueroso. Todo el mundo hacía la vista gorda.

¿Habéis corrido peligro?
Llevo muchos años enfrentándome a situaciones de riesgo y estoy acostumbrada. He aprendido a manejarme y la intuición me dice cuándo tenemos que parar de grabar o no. Amo tanto esta profesión que me compensa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Sientes miedo?
A ver… Entramos en lugares delicados y entrevistamos a gente peligrosa, pero tenemos buenos contactos y llegamos con todo muy preparado.

¿Cómo canalizas las emociones mientras trabajas?
Es complicado. En Perú sentí muchísima rabia al ver a españoles muriéndose tan lejos de su casa en cárceles infrahumanas. Pero te queda la satisfacción de hacer visibles estas injusticias.

¿Te pasa factura el estrés?
Es agotador y más teniendo niños, pero este reporterismo me da la vida. Esta segunda tanda llevamos grabándola desde enero y no he tenido vacaciones, pero luego hay temporadas que descanso un montón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV