Ona Carbonell, de 'Masterchef Celebrity': "Desde que he aprendido a cocinar, mi pareja ha engordado"

La nadadora olímpica Ona Carbonell confiesa que no sabía cocinar antes de entrar en 'Masterchef Celebrity 3' y se preparó mucho para no hacer el ridículo.

Como embajadora de ISDIN, Ona Carbonell participa en la campaña de concienciación para una buena fotoprotección en el deporte al aire libre, tanto es así, que en su propio campus Campus Ona Carbonell, la nadadora ha incorporado la fotoprotección y la campaña de concienciación a los niños. Minutos antes de realizar una conferencia en el Auditorio ISDIN de Barcelona sobre la importancia de fotoprotegerse, nos contó su experiencia en Masterchef Celebrity y cómo el programa ha cambiado su vida. Entre sus proyectos más inmediatos y concretos se encuentra participar en el Mundial de julio y en los JJ.OO. el año que siguiente en Tokio, aunque no descarta realizar algún proyecto como actriz si llegase la propuesta.

¿Cómo has llegado a ser la embajadora de ISDIN?
Para mí es muy importante la salud, mis padres son médicos, mi hermano biólogo, y entiendo que es muy importante cuidarse tanto por salud como a nivel estético porque en mi deporte tengo que estar sana, cuidar mi piel, mi sonrisa porque todo forma parte de la puntuación.

En tu centro has introducido la fotoprotección.
Sí, en el campus que este año cumple su cuarta edición, tenemos niñas de todo el mundo, creí que era una iniciativa muy bonita porque desde pequeñas en la sincronizada estamos muy expuestas al sol, al agua, a la humedad constante. De pequeña, ojalá un referente mío de sincronizada me hubiera dicho que tenía que cuidarme la piel, protegerme e hidratarte. Lo padres nos lo han agradecido más que nadie. La piel tiene memoria y nosotras a los siete años entrenábamos cada día con la piscina descubierta. Con ISDN te puedes poner crema y entrenar estando mojado.

¿Te cuidas mucho?
Sí, cada día me pongo la fotoprotección, antes solo m e ponía en verano y ahora antes de salir de casa me pongo el que tiene un poco de maquillaje y luego me pongo mucha crema hidratante.

¿Cómo vives tu participación en MasterChef Celebrity?
Estoy encantada. Mis compañeros son geniales. Entré muy reservada porque para mí eran referentes, ídolos y de repente los tenía a mi lado cocinando. Viajamos y hacemos muchas cosas juntos y al principio no me lo terminaba de creer. Luego no estaba acostumbrada a las cámaras que no fueran de competición. Ha sido una experiencia de vida preciosa, me lo he tomado como mis Juegos Olímpicos de la Cocina. No tenía ni idea de cocinar y me he puesto a estudiar sin parar las recetas, los ingredientes, técnicas, cortes… Cocinaba todas las horas que podía sin parar.

¿En casa le cocinabas a tu pareja?
Pablo está encantado, pero dice que se está engordando por mi culpa, porque claro, antes no cocinaba y ahora no paro de hacerlo y de probar platos nuevos. Yo ya le digo que coma menos.

Te lo has tomado muy en serio.
Sí, los deportistas somos medio obsesivos y lo damos todo en cualquier reto que se nos ponga entre ceja y ceja. Yo no tenía ni idea, cero y me lo tomé muy en serio y aprendí todo lo que pude antes para no hacer el ridículo durante lo que aguante en el programa.

¿Algún roce con algún compañero?
Tengo muy buena relación con todos los concursantes, de hecho, es lo mejor que me llevo del programa. Con Dafne nos hemos hecho superamigas, Mario es una persona encantadora, Santiago, Paz Vega…

¿Y con Carmen Lomana? Se desmayó a raíz de las bromas que le hicieron por no entender tu comentario en el que decías que tu madre es cirujana…
Carmen está haciendo muy buen programa y nunca se ha quejado, siempre está con una gran sonrisa. Todos son geniales. Me ha hecho mucha ilusión conocer a todas estas personas.

Pero Antonia Dell’Atte tuvo algún problema con ella…
¡Qué va! Son bromas que se hacen. Todos nos llevamos superbién, es un grupo de personas muy interesante.

¿Te veremos en otro reallity?
No, de momento, no. Santiago Segura me decía en broma que me iba mirando para ver si entraba en su próxima película, yo intentaba aprender de Paz, de Dafne, de María que son actrices y perder el miedo a las cámaras, pero mi objetivo es el agua y competir.

¿No vas a utilizar la experiencia de trampolín para participar en alguna serie?
Ojalá, me gustaría actuar porque me parece maravilloso, pero, de momento, no tengo ni idea. Si surge la oportunidad y el deporte me lo permite es una puerta que está abierta. No lo descarto. Además, la sincro es también una manera de actuar e interpretar sentimientos a través del movimiento y la música.

¿Antes un hijo o un curso de interpretación?
Antes El Mundial de julio y los Juegos de Tokio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV