Ona Carbonell ('Masterchef Celebrity') y otras 'Supernenas'

Ona Carbonell, una de las favoritas para ganar 'Masterchef Celebrity', ha recibido junto a Lydia Valentín y Amaya Valdemoro el premio 'Supernenas'.

La nadadora Ona Carbonell, la halterófila Lydia Valentín y la exjugadora de baloncesto Amaya Valdemoro han sido galardonadas con el Premio Supernenas por promover valores como el “afán de superación", el "trabajo en equipo" y la "constancia". Y por su divulgación de valores positivos vinculados al mundo del deporte y de la vida. Valores que comparten con Las Supernenas y que Pétalo, Cáctus y Burbuja tratan también de transmitir en cada episodio de la serie que se emite en Boing. Una distinción creada por el canal Cartoon Network para celebrar el 20 aniversario de la serie de dibujos animados, que pretende visibilizar la labor de mujeres de todos los ámbitos que se han convertido en referentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La madrileña Valdemoro, considerada como una de las mejores jugadoras de baloncesto españolas de la historia y una leyenda de la Selección nacional cree que “lo más importante en una deportista y en una Supernena es el trabajo en equipo. El yo al servicio del grupo, que tus mejoras y logros individuales estén al servicio del equipo. “Ahora soy comentarista, jugadora de baloncesto y Supernena. Lo pondré en el currículum”, ha dicho con una sonrisa. La alero, que conquistó un bronce mundial en cuatro participaciones y cinco medallas continentales en los ocho Eurobasket que disputó, con el oro de Francia 2013 como broche a su brillante carrera internacional, destaca que entre los valores que el deporte comparte con Las Supernenas, está el de la humildad. “Si tienes humildad es más fácil meterte en la piel de los demás y todo es mucho más sencillo”. Según la baloncestista, uno de los rasgos de su personalidad que más le han ayudado a triunfar es la capacidad de liderazgo. Quizás por eso, la Supernena con la que más se identifica es Cáctus, “porque es la más cañera”. Tal vez por ese espíritu de superación, en el palmarés de Valdemoro brillan los tres anillos de la WNBA consecutivos que ganó con los Houston Comets entre 1998 y el 2000.

“Que me identifiquen con Las Supernenas es un honor”, dice la catalana Carbonell, un icono de la sincronizada que a lo largo de su trayectoria se ha colgado más de 30 medallas internacionales entre Juegos Olímpicos, Europeos y Mundiales. Su fórmula: una rutina de entre ocho y diez horas de trabajo en la piscina, lo que suma cerca de 230 días al año en el agua. “Cuando Cartoon Network me llamó para recibir el premio me hizo mucha ilusión porque las Supernenas son una referencia para mí. Crecí viendo los dibujos”, ha confesado. “Sus valores coinciden con los del deporte y para mí este premio es una oportunidad de dar ejemplo a las niñas y a los niños”, añade la nadadora, que se siente muy cercana a la creatividad de Pétalo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La leonesa Valentín, en cambio, siente simpatía especial por Burbuja: “Es dulce, pero cuando las circunstancias lo requieren, saca a relucir su fuerza y su carácter”. La cuatro veces campeona continental de halterofilia, plata en Pekín 2008, oro en Londres 2012 y bronce en Río 2016, que además acaba de conseguir en el Mundial de Turkmenistán, la medalla de oro en arrancada y en el total de la categoría de 81 kilos, así como el bronce en dos tiempos, subraya entre las características comunes a las buenas deportistas y a las Supernenas, la resistencia: “Lo que te hace avanzar y llegar a tus objetivos es la capacidad para superar las dificultades. Si te rindes, nunca llegarás a la meta. Y afirma que “para ser Supernena no hacen falta poderes, sino trabajo, disciplina y un objetivo claro. Si tienes todo esto, de ahí salen los superpoderes. Me importa mucho que los premios estén relacionados con unos dibujos que enseñan que no solo hay superhéroes, sino que también existen las superheroínas”, ha añadido.

Disciplina, constancia, capacidad de lucha…Las tres deportistas no olvidan, sin embargo, que ellas y los personajes comparten otro rasgo esencial: el sentido del humor, porque según dicen, “si de vez en cuando no te ríes y lo pasas bien, nada tiene sentido”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las Supernenas, todo un fenómeno
En 1998, el profesor Utonium mezcló azúcar, especias y muchos dulces en un intento de crear a las niñas perfectas, pero accidentalmente añadió Sustancia X. El fruto de aquel error fueron tres niñas con superpoderes muy especiales: una inmensa fuerza, velocidad, casi invulnerabilidad, visión de rayos X y capacidad para volar. Así nacieron las Supernenas. Desde entonces, estas tres niñas que cada día antes de acostarse tratan de salvar el mundo, se convirtieron en todo un símbolo de la fortaleza femenina y se han convertido en una fuente de inspiración. Son niñas que juegan, discuten y se divierten juntas, pero además combaten el mal y luchan contra la injusticia, de modo que representan lo que cualquier niño o niña aspira a ser.

Burbuja y su optimismo. Cáctus y su carácter volcánico. Pétalo con su personalidad de líder…Cada una transmite un carácter diferente y muestra actitudes con las que se identifican las nuevas generaciones. Se calcula que en España, el 85 por ciento de las niñas ha visto la serie y conoce a sus personajes que, en 2019 llegará a su tercera temporada. Tan populares se han hecho que diseñadores tan relevantes como Moschino, María Escoté o Fyodor Golan han lanzado colecciones inspiradas en estos personajes. E incluso la cantante Rosalía lució en la gala de la MTV 2018, un modelo inspirado en Supernenas, de la colección diseñada por María Escoté, presentado en la última edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.

Por eso, en la concesión de estos premios a nuestras tres deportistas, Carton Network ha querido contar con la presencia de un grupo de niños y niñas que, además de entregarles sendas estatuillas de Las Supernenas, se han convertido en avezados periodistas, micrófono en mano, con las siguientes preguntas:

Publicidad - Sigue leyendo debajo

María Victoria- ¿Antes de ser ganadoras, habéis perdido muchas veces?
Amaya Valdemoro. Yo he perdido muchas veces y las derrotas me han enseñado a ser mejor. He aprendido más de las derrotas que de las victorias.
Ona Carbonell. Lo importante no son las medallas sino el camino que se hace hasta conseguirlas.

Lucía- ¿Cómo llegasteis a ser deportistas profesionales?
Lydia Valentín. Yo comencé con once años a practicar halterofilia. Antes ya practicaba muchos deportes, entre ellos el baloncesto y cuando vas compitiendo vas desarrollando habilidades, te conviertes en una súper deportista y en una supernena.
Ona Carbonell. Pero ojo, nunca hay que dejar los estudios. Lo importante es soñar, no ponerse banderas.
Amaya Valdemoro. De pequeñita me gustaba un deporte completamente distinto al que luego he practicado. Quería ser campeona olímpica de atletismo y empecé a los ocho años, pero a los 13 fui a un partido en el que participaba mi hermana, me enamoré del baloncesto y luego fui olímpica.

Mario- ¿Habéis tenido que elegir entre el entrenamiento y estar con vuestros amigos?
Lydia Valentín. Es complicado. Recuerdo que de pequeña, cogía mi mochila y me iba a entrenar al gimnasio mientras mis amigos se iban de excursión. Pero al final, si disfrutas y te gusta mucho algo, no tienes la sensación de que pierdes nada sino que tomas un camino diferente.
Ona Carbonell. A mí me decían mis amigos: “Quieres más a la natación sincronizada que a nosotros”. Pero como dice Lydia, cuando quieres ser la mejor del mundo, tienes menos tiempo para tus amigos. Pero siempre hay tiempo para todo.
Amaya Valdemoro. Recuerdo que mientras mi familia se iba al cine, yo me iba a jugar al baloncesto, pero es más divertido. Lo mismo me pasaba cuando me iba de vacaciones. Mis amigos se iban de turismo y yo me levantaba antes, entrenaba y luego me divertía. El día tiene muchas horas y da tiempo a hacer todo.

Elisa. ¿Creéis que las chicas pueden hacer lo mismo que los chicos?
Ona Carbonell. Las Supernenas son un referente para nosotras porque las mujeres tenemos mucha fuerza, mucha voluntad y muchas ganas de trabajar para conseguir lo que nos propongamos.
Lydia Valentín. Creo que no es cuestión de sexos sino de personas. Es importante que se eduque así, valorando el talento no si es una chica o un chico. No tiene que haber deporte para chicas y deportes para chicos. Ojalá este tipo de preguntas no se tengan que hacer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV