Julia Otero da cera a los políticos en 'El Hormiguero'

Los invitados del programa de Pablo Motos suelen ir a dispuestos a divertirse, pero la periodista llegó con la escopeta cargada dispuesta a poner firmes a todos nuestros políticos. Julia Otero tuvo para todos.

Julia Otero- El Hormiguero

La locutora de Onda Cero visitó a su amigo Pablo Motos en El Hormiguero y le brindó una noche de récord: 2,5 millones de espectadores vieron la entrevista, lo que supuso un 15,1% de cuota. Y es que Julia no se mordió la lengua y dejó muchos titulares.

Compañeros hace años, entre los dos hay una complicidad que se notó durante toda la noche. Juntos volvieron a hacer radio al ritmo de la canción Macarena, se rieron, recordaron buenos tiempos cuando trabajaban juntos y ella bebía carajillos del coñac de Motos… y se pusieron serios y hablaron de la actualidad política, el conflicto catalán y las elecciones del 20-N. Y ahí a Julia se le soltó la lengua.

"Los documentales de animales enseñan mucho de los políticos. Los de la cabra montesa, por ejemplo, el comportamiento del macho, que en las épocas de celo luchan por la hembra, luchan por electorado", soltó. "Estoy harta y muy preocupada por un país en el que los políticos no están a la altura. ¡Cómo que no se aguantan! En su sueldo va que se entiendan. ¡Cómo que no se tragan!. No lo entiendo. Es algo que me pone muy nerviosa", siguió. Y es que Julia reconoce estar cansada (como la ciudadanía) y no entiende algo: "A mí me extrañó que no hubiera nadie en las pasadas que diera un paso a un lado y se abstuviera porque hubiera recibido el aplauso de los españoles. Ahora, cómo lo van a hacer ahora, no tengo ni idea. Porque llevan meses insultándose y a ver cómo se sienta en la mesa".

La periodista vaticinó sorpresa en la derecha: "Cayetana (Álvarez de Toledo) quiere ser Pablo Casado. Lo dije hace unos meses", dijo, y puntualizó: "Está llamada a ser la líder de la derecha, pero no sé de qué tiempo estamos hablando".

image

Pablo Motos echó más leña al fuego y habló de un político que "tiene tendencia a la chulería", a lo que Julia Otero contestó que ella pensaba que había dos; la supuesta desintegración de Podemos, la candidatura de Errejón, Rivera, Cataluña… hablaron de todo y de todos. "No he sido ni soy independentista. Soy hija de emigrantes gallegos, y punto", dijo Julia, que aseguró que intenta ser "equidistante".

Pero no solo de crónica política vivió El Hormiguero. La noche también dejó momentos divertidos como cuando Julia se sometió a las preguntas de los periodistas de investigación Trancas y Barrancas y contestó a aquello de "Alguna vez has hecho…". El resultado del cuestionario fue que la locutora había viajado en un avión privado "pero no lo pagaba yo", apuntilló, que "nunca ha estado borracha" ni se ha tomado un cubata o un gin tonic, y que no ha montado a caballo desnuda por la playa "pero le encantaría".


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV