'Masterchef Celebrity 4': Los Chunguitos son expulsados y deciden irse juntos

Al anunciarse la eliminación de Juan como el peor aspirante de la noche, su hermano decidió abandonar el talent junto a él.

Los Chunguitos son expulsados de Masterchef cELEBRITY 4

No hay quien separe a los hermanos Salazar, que anoche fueron expulsados de Masterchef Celebrity 4. "Llevamos juntos toda la vida", decía Jose en mitad de las cocinas. Por esta razón, al anunciarse la eliminación de Juan como el peor aspirante de la noche, su hermano decidió abandonar el talent junto a él. "Si es tu decisión yo la respeto", decía Juan entre los aplausos de todos sus compañeros.

Los jueces les agradecieron ser tan generosos con el programa, tan buenas personas y sacarnos una sonrisa prueba a prueba. Los Chunguitos han sido el ejemplo perfecto de que en nuestras cocinas hay que dejar los prejuicios de lado y conocer de verdad a las personas tras los artistas. Ya en una entrevista a Teleprograma, el dúo musical dijo que no creían que ganaría el programa.

La mala jugada de Boris

Después de haber conseguido eludir la prueba de eliminación durante varias semanas consecutivas, la suerte se acabó para Juan Salazar. Boris Izaguirre, el capitán de su equipo en la prueba de exteriores, le abandonase a su suerte.

Tenía que enviar a un concursante de su equipo a la prueba de eliminación a cambio de que uno de los jueces les ayudase a cocinar durante quince minutos en la ronda de exteriores, en la que viajaron a Valencia para homenajear al cantante Raphael. Y el elegido fue Juan. "Has sacrificado a un compañero cuando no había mucho que hacer", abroncó Jordi al presentador, antes de enviar a los seis integrantes del conjunto a la prueba de eliminación.

Fue la gran noche de Boris. Por un lado, la capitanía del Equipo Rojo en la prueba de exteriores. Por otro, con los 4.000 euros de premio para donar a la ONG que escogiera, que fue la Asociación Afaga, destinada a la lucha contra el Alzhéimer. "Es una enfermedad que no la ves venir y que se apodera de tu vida totalmente", dijo, con lágrimas en los ojos. Hubo una tercera recompensa: el pin de la inmunidad, que permitió a Boris salvarse de la posibilidad de terminar nominado.

La prueba de eliminación

En primer lugar, los concursantes debían elaborar un huevo frito. En segunda instancia debían llevar a cabo una tortilla francesa. "Parece fácil, pero no lo es. Antes, esta prueba era la que hacían a los cocineros que querían entrar a trabajar en restaurantes", aseguró Jordi. Y para terminar, un huevo poché. Juan Salazar tuvo bastantes dificultades con sus elaboraciones y fue el peor. Tamara Falcó la mejor.

Tras conocerse que los cantantes se despedían de las cocinas, Pepe Rodríguez les dedicó un cariñoso mensaje de agradecimiento: "Gracias por ser buena gente, por ser tan aplicados, por querer aprender y gracias sobre todo porque cada vez que alguien os decía algo malo teníais una sonrisa".

Antes de irse cantaron un fragmento de su popular Carmen y dejaron un momento divertido. José Salazar le preguntó a su hermano: "¿Cuándo vas a decir bien MasterChef?". Juan soltó: "Yo digo 'Manchester', es que me sale así. ¿Me entendéis? Bueno, pues ya está".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV