'Auténticos': Alberto Chicote mostrará su lado más humano a partir del 15 de enero

El presentador de 'Pesadilla en la cocina' cuenta historias de personas con discapacidad intelectual que son ejemplo para todos.

El miércoles 15 de enero, en prime time, Alberto Chicote mostrará su lado más humano en Auténticos, un programa que refleja cómo es el día a día de personas con Síndrome de Down, Asperger o Parálisis Cerebral que son un ejemplo para todos. El chef aparca sus pesadillas en la cocina para presentar este programa de vocación social de La Sexta que mostrará en cada edición a dos protagonistas. Veremos su realidad y la de las personas que les rodean y les acompañará a lograr sus metas, pero no se trata de un regalo, son objetivos que ellos mismos se ganarán con su esfuerzo. Como asegura la nota de prensa del programa, "simplemente aspira a darles el empujón necesario para derribar las barreras sociales que aún tenemos con la discapacidad pero ellos demostrarán que no hay límites por su parte a la hora de conseguir sus objetivos, porque son auténticos luchadores".

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

En un compromiso del Grupo Atresmedia por conseguir una sociedad más inclusiva, los protagonistas de este nuevo programa son personas con discapacidad intelectual que tienen proyectos en los que están volcados, que tienen unas pasiones por las que luchan cada día, que tienen un objetivo en su vida. Alberto Chicote mostrará su lado más humano como conductor del programa, sin abandonar el alto nivel de exigencia al que acostumbra. Él no sólo será un facilitador a la hora de ayudar a los participantes a lograr sus metas. El nivel de intimidad y de cariño al que llega con los protagonistas, sin dejar de empujarles a dar el cien por cien en su carrera por llegar a la meta, es pura magia.

Estos son los 'auténticos' de Chicote


Alejandro es un joven malagueño con Síndrome de Down que trabaja en el restaurante de Fundación DKV, El Altillo, en Jerez de la Frontera, un restaurante con la mayoría de su plantilla con diversidad funcional que este año aspira a recibir una estrella Michelin. La máxima ilusión de Alberto es encontrar un trabajo de cocinero en Málaga donde vive su novia y su familia. Le acaba de pedir matrimonio, y se casarán el año que viene, pero le preocupa tener que renunciar a su pasión por la cocina cuando vuelva a Málaga.

Eli es una madrileña con una discapacidad del 63% a causa del síndrome de Turner, un problema cromosómico que provoca enanismo, entre otras patologías. A Eli le encantan los animales y le encantaría trabajar en el zoo. Ahora ayuda una tarde a la semana al veterinario de su barrio y, algunos días va a cuidar los caballos de la cuadra donde hace equinoterapia. Pero su verdadera pasión son los delfines.

Montse, barcelonesa de 43 años, tiene discapacidad intelectual. Su gran pasión es el teatro pero cuenta con un gran obstáculo para poder dedicarse a su sueño, el inglés. Necesita este idioma para hacer la prueba de acceso al centro dramático de su ciudad.

Roberto es un chico de Guadalajara que tiene Síndrome de Down. Su sueño es ser entrenador de porteros de futbol. Ahora es el portero oficial del equipo de fútbol sala de la Asociación ADA pero le encantaría que algún profesional le enseñara porque cree que necesita aprender técnica.

"Me encantaría bailar con un bailarín profesional, que me llevara dando vueltas, con un vestido largo y vaporoso como si volara", este es el sueño de Ana, una joven madrileña con Síndrome de Down. Su ilusión es formar parte de una coreografía con una pareja de baile.

José Manuel tiene síndrome de Asperger, lo que le supone una discapacidad del 49% y necesita más tiempo que el resto para asimilar conocimientos. Se toma muy en serio y con pasión las cosas que le gustan y no presta atención a aquello que no le interesa. Tiene gustos restringidos, le interesan pocas cosas, pero es brillante y apasionado con lo que le gusta. Quiere aprender joyería y ser joyero.

Óscar es un joven con discapacidad intelectual que en su infancia ha sufrido bullying lo que ha provocado el sobrepeso que ahora padece. Su mayor ilusión es rodar la serie que escribió llamada La Claridad, una historia basada en el acoso que sufrió y la experiencia traumática que vivió en los centros de menores por donde pasó de pequeño. La escritura y el mundo del cine fue su vía de escape para expresarse y desahogar su malestar.

Héctor es un joven madrileño con Síndrome de Down. Le encantaría dirigir el coro al que pertenece. Quiere dedicarse a esto en el futuro y se lo ha propuesto alguna vez a sus profesores pero, de momento, no ha tenido la oportunidad.

Dara tiene una discapacidad intelectual por una parálisis cerebral. No puede caminar, se mueve en silla eléctrica y necesita ayuda para llevar a cabo acciones tan básicas como peinarse o vestirse. Quiere ser activista para la inclusión de las personas con problemas de movilidad porque siempre ha soñado con ser útil a los demás. Pero siempre ha visto muy lejos poderse dedicar de alguna forma a esto porque no tiene la oportunidad de optar a ninguna formación para hacerlo profesionalmente.

Eric tiene discapacidad intelectual a causa de un accidente de coche que le cambió la vida. Le quedaron afectadas las zonas del cerebro que rigen la memoria, el aprendizaje y la comprensión. Además, se quedó ciego y sordo del oído izquierdo. También como consecuencia tiene un alto riesgo de sufrir epilepsia que le impide trabajar. La mayor ilusión de Eric es hacer un concierto con Álex Ubago, su cantante favorito desde hace muchos años.

Andrea es una joven con Síndrome de Down que quiere ser cinturón negro de kárate y dar una master class con un maestro japonés al que admira: el maestro Ishimi. Está obsesionada con este deporte desde que vio Kárate Kid cuando era pequeña. Ahora tiene la oportunidad de recibir una clase en exclusiva con su ídolo pero tiene un problema para participar: solo pueden disfrutarla los cinturones negros y ella todavía es marrón.

Juan Antonio tiene discapacidad intelectual y una enfermedad rara que le implica pasar por quirófano una o dos veces al año. Su gran gran objetivo es enseñar los dibujos y grabados que hace al mundo para demostrar que es capaz de hacer cualquier cosa a pesar de tener una discapacidad. Lleva años intentado exponer en su ciudad, Valdemoro. Le haría una ilusión enorme mostrar sus obras en el teatro Juan Parado y que pudieran estar todos sus familiares y amigos.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV