La audiencia echa a Javier Tudela en la gran noche de Los Matamoros

El momentazo de la noche fue el abrazo de Kiko Matamoros con su hija Laura, que salió nominada junto a Carlos Lozano, Liz y Rappel. Las habitaciones del Balneario VIP de Guadalix de la Sierra se completaron con Víctor Sandoval –que la lío de madrugada– y Aguasantas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Charlotte era la señalada

GH VIP vivió la noche con más morbo de esta cuarta edición. El reality de Telecinco subió tres puntos de audiencia, un 25,7 por ciento de share y 3.244.000 espectadores. ¿El motivo? Ver cómo reaccionaban Laura y Javier Tudela con la entrada de Kiko Matamoros ante una convivencia de tres días. Algo que no fue posible porque, contra todo pronóstico, el hijo de Makoke fue el expulsado. Incluso, Rosa Benito se despidió de ella: ‘‘Saluda a mi familia’’.

Abrazo entre Laura y Kiko, momentazo de la noche

La siguiente en ver a Kiko fue Laura. Al principio no se podía creer que su padre hubiera entrado a la casa–‘‘¡la madre que te trajo!’’, exclamó ella– y, por fin, se fundieron en un intenso abrazo en el que Laura rompió a llorar.

Javier Tudela corrió como un niño pequeño

El culebrón de la familia Matamoros empezó con el reencuentro de Kiko Matamoros con su hijastro Javier Tudela. El hijo de Makoke corrió como si fuera un niño pequeño al ver la cara de su no papá. ‘‘Me preocupa lo que esté sucediendo fuera de la casa’’, le decía.

El selfie de la noche

Finalmente, Javier fue expulsado con un importante 60 por ciento de los votos. En plató se enfrentó a las críticas de Laura y la relación de amistad (o no) con Alejandro Nieto. Sin embargo, no quiso perderse el momento y se hizo un selfie con Jordi González.

No entró en polémicas contra su hermanastra Laura

Jordi González insitió a Javier del por qué nunca había hablado mal de su hermanastra. Él repitió motivos: ‘‘Yo quiero mucho a Kiko y simplemente por eso no hablo mal de ella’’. Aunque de Diego Matamoros no será lo mismo…

Makoke abraza a su hijo

Makoke pudo abrazar por fin a su hijo Javier, al que tanto ha defendido en los platós de Telecinco.

Víctor Sandoval la lío de madrugada con Sema

Aunque su entrada no presentaba muy morbosa, Víctor Sandoval la lío muy parda de madrugada con el canal 24 horas de testigo. ‘‘Yo he venido a hacer mi trabajo’’, dijo. Sandoval llamó ‘‘muebles’’ a Raquel Bollo y Rosa Benito, y terminó increpando a Sema: ‘‘Eres una vergüenza para la comunidad gay. No sé que haces tocando tetas si no te gustan’’. El amigo de Chabelita acabó con una llorera tremenda.

Aguasantas, la huésped incognita

Guadalix se revolucionó más con la entrada de Aguasantas. Primero se encontró con Javier Tudela (posible exrollito), que no se lo tomó muy bien: ‘‘Cojo la maleta y me voy’’. Pues sí, se fue. Tampoco se alegró Raquel Bollo, su exsuegra. La recibió con un frío ‘‘Buenas noches señora’’. Y Aguasantas le pidió ‘‘un vaso de agua’’. Raquel estuvo a punto de abandonar–"mi hijo va a estar sufriendo’’, decía’’, pero Manuel entró por teléfono para darla ánimos: ‘‘Demuestra a todo el público la educación y el saber estar que tú tienes’’.

Cuatro nominados

La noche concluyó con Liz, Rappel, Laura y Carlos Lozano como nuevos nominados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV