Los colaboradores de ‘Sálvame’ posan con sus retratos de Mariscal

Aunque se considera un ‘‘analfabeto de la televisión’’, el diseñador se lo pasó en grande en las sesiones de la fotógrafa Elena Claverol: “Casi estábamos foll… con la cámara’’.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como hiciera Ouka Leele hace dos años, los colaboradores de Sálvame, con Belén Esteban a la cabeza, se han puesto en manos de Javier Mariscal–el creador de Cobi, la mascota de los JJ.OO. de Barcelona– para retratarse en unos divertidos diseños para iniciar la setxa temporada del magazine de Telecinco.

‘‘Lo fácil es juzgarnos y criticarnos, pero lo difícil es ser uno de ellos. Les hemos pedido de todo’’, dice Óscar Cornejo, uno de los cerebros de La fábrica de la tele junto a Adrián Madrid. ‘‘No solo habéis interpretado sino que habéis añadido ingredientes que nos van a dar mucho juego’’, añadía a la acción de Mariscal y Elena Claverol, la fotógrafa.

La firma de Javier Mariscal ya estuvo en el logo de la segunda edición de la Sálvame Fashion Week, pero este trabajo ha ido más alla: ‘‘Meterse en un programa como este para alguien tan analfabeto como yo ha sido todo un reto’’.

En cuanto a las sesiones fotográficas, ninguno le puso pegas. Todo lo contrario:‘‘fue todo rapidísimo. Era como estár f… con la cámara’’. Y añade: El cotilleo nos ha elevado a las personas para ser los reyes del mambo’’. Así los define Mariscal:

 

‘‘Ella es la super estrella, al menos así la veo yo. Está en su terraza de la Gran Vía, con guiño a Sálvame incluído en uno de los edificios clásicos de esta calle’’, dice de Belén Esteban.

 

 

 

 

‘‘Son dos amigas que se han reunido para limpiar el piso de una de ellas. Las dos han hecho una pausa porque de repente la conversación ha llegado a un punto interesante’’, dice de María Patiño.

 

 

‘‘Son dos amigos que se están contando algo muy íntimo. Quizás es la imagen más íntima de todas. Tiene ese punto de dos personas adultas y están hablando de algo importante’’, dice de Lydia Lozano y Kiko Matamoros.

 

 

‘‘Es la típica madurita que se esta dando un baño de sales y disfrutando, dándose una alegrías. Se está dando un homenaje, relajándose, algo que deberíamos aprender y hacer todos’’, dice de Mila Ximénez.

 

 

‘‘Planteé si encajaría que alguien posara saliendo de un armario. Kiko es un tío muy guapo y muy fotogénico. La cámara le quiere y el lo sabe. Es el single, el soltero del vecindario. Esto al menos me indicaba mi intuición. Tiene un armario lleno de ropa, una lampara de diseño, utiliza mucho el iPad e Internet… No se sabe que parejas o personas entran o salen de ese cuarto’’, dice de Kiko Hernández.

 

 

‘‘Están desayunando. Una ha invitado a la otra a disfrutar de un brunch dominical y están comiendo porras con chocolate. Se están poniendo las botas y se lo están pasando bien contándose cosas’’, dice de Terelu Campos.

 

 

‘‘He mostrado a un persona muy ágil, inquieta, a la que le gusta estar en forma. Es alguien con mucha energía, dinámica y muy espabilada. Se encuentra en su salsa, divirtiéndose con un saco de boxeo’’, dice de Paz Padilla.

 

 

‘‘Planteé a alguien que está preparando algo en la cocina.Se supone que ella tiene una cena con unos amigos y está cocinando para ellos. Todo es muy cotidiano, cercano y amable’’, dice de Raquel Bollo.

 

 

 

 

‘‘Son cuatro amigos que han quedado a ver una película y de repente se empieza a desmadrar, a contarse chistes y disfrutar de un momento gamberro, como si fueran niños ya siendo adultos. Se lo están pasando pipa, son gente que no tienen muy en cuenta el que dirá’’, dice de Gemma López, Jesús Manuel, Gustavo y Chelo García Cortés.

 

 

 

Gemma López, Jesús Manuel, Gustavo y Chelo García Cortés.

 

‘‘Son dos amigas que se han reunido para limpiar el piso de una de ellas. Las dos han hecho una pausa porque de repente la conversación ha llegado a un punto interesante’’, dice de Carlota Corredera.

 

 

‘‘Le he situado en la azotea tendiendo la ropa y se han sentido muy cómodos en ese papel. Ellos son los que lavan la ropa y la tienden. No disponen de una terraza de súper estrellas; ellos son unos currantes, tienen mucha energía. Van de guaperas también con un punto de fashion victim’’, dice de Rául Prieto y David Valldeperas.

 

Óscar Cornejo y Adrián Madrid, productores de La fábrica de la tele.

 

‘‘He mostrado la soledad del poder. Se ve a alguien que está descansando del estrés y de la explotación que genera la televisión, a una persona que ha tenido un día duro, que se encuentra en un momento de su intimidad, tranquilo y leyendo un cómic’’, dice de Jorge Javier Vázquez.

 

 

 

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV