Diez años con Jordi Évole: “El público de 'Salvados' ya no tiene prejuicios”

Es reacio a enumerar los logros de sus diez años porque aún no cree que el programa los haya cumplido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Atiende nuestra llamada desde un hotel a la hora de la siesta, de la que no prescinde allá donde esté: “He llegado a decirle a un taxista que diera unas vueltas para dormir un rato”. Jordi Évole no es de celebraciones; los diez años de Salvados son una excusa para reflexionar.

¿Cómo se sobrevive una década?
En el programa jugamos con formatos distintos. El espectador no se cansa y nosotros tampoco. Cada semana es una experiencia diferente y estimulante porque nuestro público ya no tiene prejuicios.

Y tú, ¿cuánto has cambiado? ¿Eres mejor persona? ¿Mejor periodista?
No sé contestarte a eso, lo que sé es que soy más viejo, tengo más canas…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y tu percepción de la realidad?
He aprendido mucho porque Salvados ha sido un máster de la vida. No es que ahora sepa más, pero me he nutrido de sabios como José Luis Sampedro o José Mujica; no solo distingo entre buenos y malos.

¿El momento más difícil?
Muy al principio. Pensaba que cerrábamos y justo nos dieron el Ondas 2009. Algo estábamos haciendo bien y sacamos fuerza de donde no había.

Cuando se es tan laureado, ¿cuesta estar a la altura?
Uno siempre quiere ganar, 
pero cuando crees que no puedes perder, te apalancas. Yo lucho contra eso. Hace cinco años David Trueba me dijo: “Esto es como el tiro al plato, cuando llegas al punto álgido, empiezan a dispararte y no paran”. Yo estoy preparado. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo te has protegido?
Haciendo callo. Hemos entrado en la cultura del ‘zasca’, lo que mola es derrotar al otro con una respuesta dura y bravucona. Hay que dejar de mirar tanto a las redes sociales para no autocensurarse, y más los periodistas.

Salvados debe mucho a las redes.
Sí, fuimos los primeros en apostar y nos dieron mucha bola, pero ahora Twitter es algo indescriptible. A veces es como una ciénaga.

¿Todo es posible para Évole?
He sentido el programa como algo que pertenece a mi vida y que he compartido con amigos, una experiencia brutal que no creo que se repita en 
lo que me queda de carrera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué te mueve más, la ambición o 
la curiosidad?
Si dijera que no soy ambicioso dedicándome a esto parecería y sería un hipócrita. Pero no es suficiente. La curiosidad es lo que ayuda a avanzar.

¿Algún ramalazo de estrella?
Yo espero que no, me daría bastante rabia, pero si alguien piensa que soy un gilipollas, me gustaría que me lo dijera.

¿Y alguna manía adquirida?
No sé… Siempre llevo mis zapatillas del Barça para descansar. Así, de forma sensorial, me conecto con mi mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Algo más que reportajes

Su entrevista con José Luis Sampedro 
fue inspiradora; luego viajó en patera 
y propició sonados encuentros políticos. 
Lo próximo, hacer un crossover con 
un programa de la competencia. Pero antes, este domingo 25, celebra los diez años con el especial Las historias las cuentas tú.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Programas TV