No has visto la mejor serie del momento pero estás a tiempo de rectificar

The New York Times: “Es lo más cercano a la perfección”. Indiwire: “Comparable a ‘Los Sopranos’ y ‘The Wire’. Descubre por qué los 8 capítulos finales han obtenido un 10 sobre 10 por parte de la crítica especializada.

Hay series para ver y series para observar. Obras creadas para el entretenimiento y otras cuyo objetivo es transmitir. Rectify, firmada por Ray McKinnon (Sons of Anarchy) está en el segundo grupo. Su cuarta y última temporada, que estrena Sundance Channel (Movistar+, Vodafone TV…) el jueves 12, ha logrado la unanimidad de la crítica en su calidad: es una obra maestra.

“Es lo más cercano a la perfección que ha dado la televisión. Es simplemente la mejor serie del momento”, escribe The New York Times. “Una obra maestra comparada a Los Soprano o The Wire”, asegura Indiewire. Los ocho capítulos que componen la cuarta temporada han obtenido una calificación media de 10 sobre 10 en los portales de la crítica especializada, y buena parte de eso la tiene su protagonista, Aden Young, canadiense de 45 años y hasta ahora practicamente desconocido, ya que había pasado la mayor parte de su carrera en Australia. “Es todo un hallazgo, es capaz de hacer que percibamos lo que el personaje está sintiendo con la mirada”, describe Ray McKinnon, el responsable de esta ficción, que sin audiencias masivas, ha dejado su huella en el panorama televisivo.

Young interpreta a Daniel Holden, un hombre que ha pasado 20 años en el corredor de la muerte por violar y matar a su novia. Después de dos décadas preparándose para ser ejecutado, una nueva prueba de ADN desmonta todas las pruebas y es puesto en libertad, desorientado, confuso… “Ha pasado media vida preparándose para morir y ahora se encuentra con una existencia en el mundo con la que no contaba –explica el actor–. He tardado años en entender el personaje por completo. Hay muchas series que parecen la misma, como la comida del McDonalds, que sabe igual en todos los sitios. Rectify tiene unos ingredientes distintos”.

El actor reconoce que consiguió el papel por casualidad. “Vivía en Australia y tenía que pedir un permiso de trabajo en Estados Unidos para realizar la audición, pero en el último momento me lo negaron por falta de referencias. Tuvieron que venir de la productora y llevarme casi a escondidas”.

Aunque su madre era enfermera, su padre, Chip Young, fue presidente de la Academia de Artes Escénicas de Canadá, por lo que la vocación de Aden viene de lejos. A los 9 años se mudó a Australia con su familia y su debut fue en teatro, en la obra Hedda Gabler, del noruego Henrik Ibsen, y junto a Cate Blanchett, en un montaje dirigido por Andrew Upton. Tras varias películas y series, cruzó el Pacífico para dar un giro a su carrera en Rectify, por la que ha sido nominado como Mejor Actor a los Television Critics Choice y los Satellite Award. “Aún no soy consciente de que he dicho adiós a Daniel Holden, pero sabía que su historia tenía que terminar pronto”.

Con la agenda libre, Aden Young es uno de los actores más solicitados de la televisión. Participa en The Unseen, una miniserie que reinventa la historia de El hombre invisible de H.G. Wells, ha cerrado su incorporación a Damnation, un drama del productor de Juego de Tronos Guymon Casady sobre un hombre que se hace pasar por predicador con la esperanza de provocar una insurrección que cambie el mundo.

/NO LO LEAS SI NOS HAS VISTO LAS 3 PRIMERAS TEMPORADAS/ En la cuarta temporada, Daniel se instala en Nashville, Tennessee, para ingresar en un centro de rehabilitación de exconvictos, decidido a empezar de cero. “Pero un secreto hará dudar de nuevo de su inocencia”. Ni el propio Daniel recuerda si cometió los delitos, pero por fin se descubrirá si violó y mató a su novia Hanna. Mientras, en Paulie, su pueblo natal, su hermana Amantha (Abigail Clemens) y su madre Janet (J. Smith-Cameron) le echan de menos, lo que afectará a sus propias familias. Tawney, su hermanastra (Adelaide Clemens) y Ted (Clayne Crawford) inician el proceso de divorcio. Entre los fichajes, destacan Billy (Nathan Darrow), compañero de colegio; y Avery (Scott Lawrence) y Rebecca (Rake), directores del centro en el que ha ingresado Daniel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV