'La verdad' de Jon Kortajarena y Elena Rivera

Elena Rivera sorprende como loba embaucadora y Jon Kortajarena, debutante en el medio, como el tipo astuto capaz de desenmascararla. Así los vemos en 'La verdad', de Telecinco. 

"Mi abuela dice que no da a basto al verme en Cuéntame y las promos de Telecinco", cuenta Elena Rivera, ansiosa por el estreno de La verdad, un año después de rodarla. "Salvo que se emitan el mismo día, aparecer en dos series es bueno, porque trabajo llama a trabajo".

Además, este es tu primer protagonista.
Ha sido un reto. Al principio me dio vértigo, pues me dijeron que si no funcionaba mi personaje no había serie, pero cuando me lo ponen difícil me vengo arriba.

¿Cómo lo preparaste?
Viendo documentales de desaparecidos, como El impostor y Las niñas de hojalata, de trata de blancas. Y una coach y los directores me ayudaron a lograr su mirada embaucadora, sus caras de loca… nuevas para mí.

¡Sorprenderá verte sexy y sensual!
Seguro; me ha gustado y me he sentido cómoda. Eso sí, la caracterización ayuda mucho. Las dudas se desvanecieron.

¿Qué tal con Jon Kortajarena?
Temía que al ser un modelo internacional fuera superdivino y complicado trabajando. ¿Sabes que un día vino sin dormir desde la gala de los Oscar? Es honesto, humilde y con ganas de aprender. Nos hemos hecho muy amigos.

¿Qué tal el rodaje en Cantabria?
He disfrutado incluso de los días duros en lo emocional o en lo físico, como cuando me tiré al Cantábrico en noviembre. Ganga me dio facilidades para que pudiera compaginarlo con Cuéntame.

Esta temporada Karina gana peso.
Sí, crece su trama con Carlos, y además tendrá otra independiente, relacionada con su nuevo trabajo como profesora.

Ella o Paula. ¿Con cuál te quedas?
No puedo elegir, quiero a ambas. Karina es mi debilidad y hemos crecido juntas, y esta, primer prota, con chicha, y lleno de matices.

¿Tu carrera de magisterio infantil?
Quiero acabarla, pues me gustan los niños y adquirir conocimientos. Y tener exámenes y trabajos en equipo, como cualquiera, me ayuda a tener los pies en la tierra.

"Sé que apostar por mí aquí era muy arriesgado. He trabajado duro y espero haber estado a la altura". Toda una declaración de intenciones del top model Jon Kortajarena que, tras varios secundarios en el cine– el último, en Pieles–, vive su prueba de fuego en La verdad.

¡Llegas por la puerta grande!
Sí; un protagonista es mucha responsabilidad, pero llevo años formándome para esto. Durante el rodaje, aparqué lo de modelo.

¿Te sentiste un extraterrestre?
No; los compañeros sí me miraban así al principio. Temían encontrarse a alguien distante, snob… y al poco me decían: ¡Pero si eres supernormal y majo!

¿Qué tal en la piel de un policía?
Bien. Me gusta Marcos porque no responde a un cliché y es imprevisible. Visité comisarías y los directores me han dejado aportar .

¿Y su relación con Paula?
Intenta aprovecharse de la atracción que ella siente hacia él, pero llegará un momento en que no sabes quién utiliza a quién.

Moda o esto. ¿Qué es más duro?
Como modelo debo aparentar ser el hombre perfecto, así que actuar ha sido una liberación. Pongo mi vulnerabilidad y mis miedos al servicio de los personajes.

Vienes de ejercer como modelo 14 años. ¿Debes demostrar más?
He dejado de luchar contra los prejuicios de cierta gente. Ahora contar historias me hace feliz, y quiero seguir en esto, pasito a pasito, con trabajo y humildad.

¿Qué actores admiras?
Kate Winslet, Javier Bardem, Elena Anaya… y ¡Paul Newman!

Donatella apostó por ti. Viste ¿American Crime Story: Versace?
Sí, estuve en la premiere. Es pura adrenalina. Penélope está espectacular como una Donattella mala, fría y calculadora.

Tras La verdad, grabaste Quantico, ya vista en AXN. ¿Y ahora?
Voy a Los Ángeles a hacer castings, con una mano delante y otra dretrás. Y en mayo, estreno The Aspern Papers, filme de época con Jonathan Rhys Meyers.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV