Ginés García Millán ('La verdad') se moja: "Es una indecencia que aún haya gente tirada en las cunetas"

Habitual en televisión –ha vuelto con 'La verdad' y tiene pendiente de estreno 'Matadero'–, Ginés García Millán espera impaciente a que se levante el telón. Después de 'El pan y la sal', sobre los crímenes del franquismo, ha vuelto a los escenarios con 'Espía a una mujer que se mata', basada en 'Tío Vania', de Chéjov.

¿Qué opinas de los desaparecidos de la Guerra Civil?
Es una indecencia que haya más de 2.000 fosas comunes con gente tirada en las cunetas, y que no se haya hecho nada al respecto por falta de presupuesto y de ganas de los políticos.

¿Y sobre la exhumación del cadáver de Franco?
Se está montando el numerito con lo que menos importancia tiene para distraernos de lo trascendente: educación, paro…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Has vuelto al teatro con Espía a una mujer… , que te valió varios premios.
Me apasiona dar voz y alma a ese hombre resquebrajado en Tío Vania, que adaptó Daniel Veronese. Es uno de los papeles que siempre quise hacer.

Has estado nominado a los premios Iris por La verdad.
Sí. Interpretar al padre de una chica desaparecidaha sido muy difícil y duro, porque al principio iba por un lado y luego por otro. Agradezco que se reconozca el esfuerzo.

Y en breve llega Matadero. ¿Cómo es tu personaje?
Pascual es un sicario con corazón, si eso es posible (risas). Y murciano. Es la primera vez que trabajo con mi acento en televisión; en cine sí lo he hecho.

¿Qué te evoca tu pueblo, Puerto Lumbreras?
Recuerdo el negocio de mis padres, un hotel, ‘El Tengo’, como le llamaban, aunque en realidad era Hotel Salas, una ventana abierta al mundo para mí. Me gustaría recuperarlo para la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV