'La que se avecina': Alberto Caballero analiza la ficción española antes del estreno de la temporada 11

El creador y guionista de 'La que se avecina', que tiene ha preparado para Telecinco 'El pueblo', nos cuenta cómo empezó en la profesión y que cómo funciona la industria en España.
Alberto Caballero analiza el estado de la ficción española

Sus ficciones más reconocidas en el país han sido Aquí no hay quien viva y La que se avecina, que en breve estrenará su undécima temporada. Es también el hermano mayor de Laura Caballero, junto a la cual ha creado, dirigido y producido ambas series. Ahora Alberto Caballero tiene por estrenar la serie El pueblo, en la que aborda en clave de humor la adaptación de un grupo de urbanitas al duro entorno campestre castellano tras instalarse en un pueblo semi abandonado, donde comenzarán sus vidas desde cero. Con Santi Millán a la cabeza.

¿Desde cuándo te gusta inventarte historias?

Desde siempre porque me parece un chollo; puedes seguir manteniendo ese espíritu de cuando eras niño y encima no requería titulación cuando empecé en este oficio. Yo tenía un tío productor (José Luis Moreno) y lo que intenté fue parecer lo menos enchufado posible y me presioné a mí mismo para escribir guiones que gustasen al público. Me parece muy divertido que te paguen por inventarte cosas que entretienen a la gente. No salvas la vida a la gente, pero sí aportas algo que le ayuda a sobrellevar la vida cotidiana.

image

¿Qué recomiendas a alguien que quiere empezar ahora?

Que lea mucho, que salga a la calle y que se fije mucho en cómo habla la gente, cómo viste, qué te llama la atención, qué te interesa. Decía Mark Twain que nadie ha inventado nada y que Shakespeare era un buen observador más que un creador. Lo bueno de esta profesión es que te obliga a estar vivo.

Hay chicos que sólo se plantean crear series como “Juego de tronos”, pero no aceptan trabajar para la televisión generalista.

Trabajar para la tele generalista es la única manera de saber si lo que creas puede competir con otros productos o no.

¿Has tenido injerencias de la cadena de televisión que te encarga una serie?

Nunca. Tienes que ponerte de acuerdo con la cadena y que tenga confianza en lo que estás haciendo, pero las ideas son tuyas y punto. Que te encarguen hacer una serie es como cuando eras niño y te ponías a jugar a Comando G y te dieran la nave. Lo que jamás debes hacer es proteger tu obra de una buena idea.

¿Se consume series de forma compulsiva?

Más bien hay un punto de postureo. El hecho de que las series puedan verse por internet es lo que ha cambiado el sistema de valoración. De pequeño lo importante era llevar las Nike Jordan y ahora lo guay es ver la serie que no ha visto nadie y puedes recomendarla antes que nadie. Y si puedes conseguir que lo que dices sea “mainstream”, o sea para la mayoría, mejor que mejor. Cuantos más likes te den por redes sociales, mejor que mejor.

Muchas actrices opinan que falta la mirada femenina en los guiones de series televisivas. ¿Lo contemplas en tus equipos?

La directora del 95 por ciento de lo que hago yo es una chica, mi hermana; empezó a dirigir el primer capítulo de “Aquí no hay quien viva” a los 23 años. Yo no me planteo si la visión de una serie es masculina o femenina sino que me fijo en el talento global, sea hombre o mujer. Igual que considero que hay cierto postureo a la hora de consumir series, también creo que hay excesiva hipersensibilidad en temas de sexo. Sin ir más lejos, el 85 por ciento de desnudos que hemos sacado en nuestras series es masculino; la sexualización de la mujer, los papeles secundarios y la instrumentalización del sexo femenino es una cuestión cultural global y un proceso en el que estamos todos.

¿Cómo ha surgido la idea de hacer “El pueblo”?

Mi generación se pasa el día estresada y con fantasías escapistas, diciendo continuamente: 'Un día lo mando todo a la mierda y me voy a vivir a la playa o al campo", pero si realmente hicieras ese cambio de vida, ¿qué supondría? De ahí surgió la idea. Sí que nos hemos ido a Soria a grabar la serie porque la vida allí es perfecta: escasa población, preciosos paisajes y el carácter maravilloso de su gente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV