'Promesas de arena': un amor pasional en Libia a partir del 11 de noviembre en La 1

Andrea Duro afronta su papel más maduro en este drama de seis capítulos, en el que ‘conviven’ cooperantes, traficantes de armas, yihadistas y espías del CNI.

Todo sobre 'Promesas de arena'
Fayssal Marrekchi

Como una historia de pasión, amistad, amor, guerra, y superación personal. Así se presenta Promesas de arena, la serie que llena el próximo lunes 11 de noviembre a La 1 y que proporciona a Andrea su papel más maduro, tras Aledis, en La Catedral del Mar, y Marie, en Velvet Colección.

Lucía es una educadora social que viaja al Sur de Libia para trabajar de cooperante de Acción Global, una ONG que apoya a hospitales locales. “Cambia su acomodada vida por ayudar en una zona de conflicto, muy peligrosa. Y allí vivirá duras experiencias que le harán sacar su fortaleza y valentía”, explica la actriz.

Promesas de arena 
Fayssal Marrekchi

Vida en peligro

En el centro donde trabaja se enamora de Hayzan (Francesco Arca), un atractivo y cautivador libio, exmilitar sin escrúpulos, que utiliza la organización como tapadera para su negocio de tráfico de armas. La tórrida relación la arrastra hasta poner en peligro su vida y la de los de su entorno.

Andy (Daniel Grao) es el líder de la Acción Global, protector y responsable. Aunque su relación con Lucía no empieza con buen pie, se enamora perdidamente de ella. Fathia (Somaya Taoufiki) es la enfermera jefe del hospital. “La auténtica historia de amor de Lucía es con ella”. Su amistad estará por encima de diferencias y prejuicios culturales.

Personaje clave es el de Blanca Portillo, Julia, veterana cooperante encargada de los suministros, que en realidad es una agente del CNI. El robo de una partida de armas destinadas a Arabia Saudí, la ponen en alerta y le hará vivir situaciones límite y tomar decisiones que le crean dilemas morales.

Promesas de arena
Fayssal Marrekchi

Rodaje en Túnez

Manuel Estudillo (Un burka por amor) y Joaquín Llamas (Acusados) dirigen los seis capítulos rodados en Túnez en cuatro meses. “Las localizaciones dan verdad a la historia: hemos rodado cerca de la frontera con Libia, donde ha estado el ISIS”, dice Llamas. “Trabajamos con actores locales, en español, árabe y francés”, añade Amparo Miralles, productora.

Fue duro, pero satisfactorio. Y como actriz en construcción, un gran aprendizaje con grandes como Blanca y Daniel. Además estoy convencida que la serie llegará al corazón”, añade Andrea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV