Antena 3 no renueva ‘Vis a vis’: adiós para siempre a las presas de Cruz del Sur

La ficción carcelaria de Globomedia concluye el miércoles 22 con un final que sus protagonistas definen como “potente pero abierto”. La cadena lo justifica como una nueva estrategia de series más cortas. Este es nuestro homenaje.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La llamada ‘Marea Amarilla’ se acaba de encontrar con la peor noticia que podía recibir: tras varios meses de incertidumbre, Antena 3 ha anunciado que no renovará Vis a vis por una tercera temporada. Una decisión que la cadena justifica como la nueva política del grupo de programar ficciones de dos o tres temporadas, como máximo.

Ni la presión de sus seguidores a través de las redes sociales, ni su éxito internacional (se emite por la prestigiosa Channel 4 británica) han conseguido mantener abiertas las puertas de Cruz del Sur.

Como ya nos adelantaron Inma Cuevas, Cristina Plazas y hasta Maggie Civantos, el desenlace que han grabado es totalmente abierto, quedando sin cerrar muchas de las historias.

“Desde el comienzo supimos que Vis a vis era una serie diferente, por lo que contaba y por cómo lo contaba, de esas series que dejan su sello más allá de la audiencia. La  gran acogida que tuvo nos condujo a poner en marcha una segunda temporada en la que lo único que teníamos claro era que no podíamos pervertir su esencia. Esa es la línea que hemos seguido en todo momento: ser fieles a sus señas de identidad. Por ello, creemos que el mejor trato que le podemos dispensar a la serie es cerrar su historia en dos temporadas potenciando todo lo que la ha hecho ser la serie que es”, explica Sonia Martínez, directora de ficción de Atresmedia.

Desde el primer capítulo, Vis a vis ha marcado un antes y un después en la historia de nuestra televisión. La historia, inspirada en la americana Orange Is The New Black, arrancaba con el injusto encarcelamiento de Macarena, una niña bien que paga los platos rotos de haberse enamorado de la persona equivocada. Al ingresar en Cruz del Sur, un nuevo modelo de cárcel privada que en España no existe, se encontraba con un auténtico infierno…

Los explícitos guiones y la crudeza con la que se grabaron algunas de las secuencias, como los abusos de Sandoval (Ramiro Blas) a las presas, han convertido a la serie de Globomedia en uno de los productos más transgresores de nuestra televisión.

Globomedia y Antena 3 apostaron por caras prácticamente desconocidas para el reparto. Maggie Civantos, habitual del teatro off madrileño, tuvo que superar muchas pruebas con el director de casting Luis San Narciso (la última duró nada menos que 10 horas) para hacerse con el personaje. Y lo mismo les ocurrió a sus compañeras dentro de la cárcel: un grupo de actrices valientes que han dado vida a las entrañables y peligrosas presas.

La malvada e inmisericorde Anabel (Inma Cuevas); Zulema, la villana más psicópata de la prisión (Najwa Nimri); la racial Antonia (Laura Baena); la tierna yonki Tere (Marta Aledo); la maternal Sole (María Isabel Díaz Lago), la inimitable Saray (Alba Flores); o la apasionada Rizos (Berta Vázquez) quedarán para siempre en la retina de los casi 3 millones de espectadores que, de media, han seguido los 24 capítulos de la serie.

“Nosotros tenemos que dar las gracias a una serie como Vis a Vis que no solo nos ha reportado una estupenda cifra de seguimiento en audiencia sino que, y ahí creo que está realmente su valor, ha dado brillo a la marca de Series Atresmedia y se ha convertido en una de las series españolas más valoradas dentro y fuera de nuestras fronteras”, continúa Sonia Martínez.

Pero en Cruz del Sur también ha habido espacio para el amor y la ternura. La relación entre Fabio (Roberto Enríquez) y Maca ha sido una de las tramas más tiernas de la serie. Queda por saber si el funcionario cumplirá finalmente con la promesa de devolverle la libertad a Ferreiro…

Nada comparable con el amor incondicional que Saray siente por Rizos. Una pasión que no consiguió frenar ni el matrimonio por conveniencia que tuvo que aceptar la gitana y que sus compañeras aprovecharon para montar una buena fiesta dentro de Cruz del Sur.

Y es precisamente en estas secuencias donde se nota la buena química que ha habido entre las actrices

El género thriller ha estado muy presente en las dos temporadas de la serie. La primera entrega se dividió en dos escenarios: la cárcel y el exterior, con la familia Ferreiro luchando por acabar con El Egipcio, novio de Zulema y a quien consideraban responsable de la desgracia de su hija.

Tal y como nos contó Carlos Hipólito EN ESTA ENTREVISTA, tanto él, que ha dado vida a Leopoldo, padre de Maca, como Daniel Ortiz, que ha interpretado a du hermano Román, han disfrutado mucho con la trama de acción que, en la segunda entrega, se dio por concluída para dar paso a otra centrada en el secuestro de una joven.

Poco a poco, Maca pasó de ser la “mosquita muerta” (de hecho la serie, inicialmente, iba a llevar este título) a una de las reclusas más peligrosas de la cárcel, enfrentándose incluso a Zulema. Maggie está feliz con la evolución que ha tenido su personaje y asegura que el desenlace va a sorprender mucho.

Uno de los sellos de identidad de la ficción ha sido la crudeza con la que se han grabado algunas de las secuencias más duras. Una premisa que se mantendrá hasta el final.

Tras cerrar una exitosa primera temporada que está disponible incluso en Netflix (se llegó a decir que la plataforma podría hacerse cargo de la tercera tanda), Globomedia comenzó la grabación de una segunda temporada que arrancaba con las presas fuera de la cárcel. Una ilusión que duró poco ya que, como no podía ser de otra manera, la acción tenía que regresar a Cruz del Sur.

Lejos de decepcionar a sus seguidores, los nuevos capítulos, que contaron con LA INCORPORACIÓN DE VARIOS PERSONAJES NUEVOS, apostaron aún más fuerte por la acción con secuencias inolvidables que pedían a gritos su renovación (REPORTAJE, AQUÍ).

Vis a vis ha mezclado actores noveles con veteranos, como Carlos Hipólito, cuyo personaje murió a mediados de la segunda tanda. En un capítulo vertiginoso, el actor se despidió de Leopoldo, el padre de Macarena, dando un giro brutal a las tramas. “La historia de El Egipcio se había agotado y no tenía sentido que mi personaje siguiera. Lo único que pedí fue que le dieran un adiós por todo lo alto”, recuerda el actor. Y así fue. Esta secuencia de su personaje sujetando dos pistolas es ya una de las más míticas de la historia de la ficción española.

La muerte de sus padres (inolvidable también la secuencia del asesinato de Encarna, encarnada por María Salgueiro) provocó un inevitable giro en el carácter de los Ferreiro. Sin nada que perder, el objetivo de los hermanos se convirtió en vengarse de quienes les habían arruinado la vida.

Una de las líneas argumentales fundamentales de la serie ha sido la eterna lucha entre buenos y malos, representada por Zulema, la villana televisiva mejor hecha de los últimos años, y Maca. Sus constantes enfrentamientos se fueron recrudeciendo hasta invertir sus roles e incluso convertirse en peligrosas aliadas. Las luchas de poder dentro de Cruz del Sur han dado lugar a las secuencias más perversas e inmisericordes: prostitución, violaciones, extorsión…

Y la gran historia de amor de Vis a vis ha sido la que han vivido Maca y Rizos. Con la constante sombra de Saray acechando, las presas han tenido muy pocos momentos de felicidad. Sin embargo esta imagen, que podría ser la culminación perfecta a su romance entre rejas, no fue sino un sueño de la boda ideal con la que fantasearon todos los espectadores.

La camaradería entre las actrices de la serie ha sido tan grande que se ha transmitido a través de la pequeña pantalla. Como nos contaban en ESTA ENTREVISTA Marta Aledo, María Isabel Díaz Lago y Laura Baena, la competitividad ha dejado paso a un compañerismo y admiración poco habitual.

En la foto, uno de los momentos más emotivos y dramáticos del último capítulo. ¿Llegará Sole a casarse con el único hombre que le ha dicho “te quiero” en la cama?

Una de las tramas que, sin duda, queda más inconclusa es la peligrosa relación que, en los últimos capítulos, ha surgido entre Sandoval (Ramiro Blas) y Miranda (Cristina Plazas). Según nos adelantó la actriz en una entrevista, la directora de la cárcel estaba a punto de “meterse en la boca del lobo”. Algo que, por desgracia, solo se adivinará en el episodio final, ya que esta trama iba a desarrollarse en profundidad en la tercera temporada.

Otra de las imágenes del final nos muestra a Macarena paseando junto a la verja de Cruz del Sur. ¿Está dentro? ¿Está fuera? ¿Se hará justicia? ¿Conseguirá vengarse de sus peores enemigas antes de salir? ¿Qué se encontrará fuera? Habrá que esperar al jueves para despejar estos y otros interrogantes.

El equipo no puede estar más agradecido a la #MareaAmarilla que ha inundado las redes de mensajes de apoyo a la serie. Pero ni la firma de peticiones en la plataforma Change.org pidiendo una renovación ha sido suficiente para que Antena 3 le diera otra oportunidad.

Vis a vis ha protagonizado un fenómeno similar al ocurrido con El Ministerio del Tiempo. El descenso de los espectadores no se corresponde con la pasión que sus seguidores han demostrado. El reparto exige una nueva forma de medir las audiencias ya que, aseguran tras testar a los fans que se les acercan, son muy pocos los que ven los capítulos en directo.

Desde Teleprograma.tv queremos felicitar a todo el equipo que ha hecho posible este paso adelante en la ficción nacional. Gracias por su riesgo, su valentía y su buen hacer. ¡Hasta siempre, Cruz del Sur!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV