La guerra de Daenerys: llega la batalla final de ‘Juego de tronos’

La llegada de la khaleesi a Poniente para hacerse con el Trono de Hierro es el comienzo de un espectacular desenlace esperado por millones de fans en todo el mundo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Más de 600 personas en el equipo técnico, 500 extras, 70 caballos y 25 días de rodaje se necesitaron solo para recrear La batalla de los bastardos, penúltimo capítulo de la sexta temporada de Juego de tronos. Ese episodio, que ganó 6 Premios Emmy en 2016, sirvió para preparar el momento más esperado por los fans de la saga literaria de George R.R. Martin: el épico viaje de la khaleesi Daenerys a Poniente para conquistar los Siete Reinos con su inmenso ejército. El listón, por tanto, está muy alto para la séptima tanda de la serie, que se estrenará en Movistar Series Xtra y HBO a las 3 de la madrugada del lunes 17, a la vez que en EE.UU.

“Es muy difícil superar ese final y trabajar con presión añadida, pero estamos hablando de la serie más premiada de la historia”, reconoce David Benioff, guionista y creador junto a Daniel Weiss, quien asegura que las escenas más espectaculares de la serie están por llegar.

En una de ellas, Jon Nieve (Kit Harington), cuya muerte en la quinta temporada provocó debates en todo el mundo pidiendo su resurrección, cruza ya como rey de Invernalia un lago helado con su ejército para enfrentarse a un enemigo desconocido. Jon cuenta con la ayuda del salvaje Tormund (Kristofer Hivju) y Brienne (Gwen Christie).

“Es algo que no hemos visto en Juego de tronos ni en ningún sitio. Será fatal para uno de los personajes y está rodado como el ataque de un tiburón en tierra”, avanza enigmático el director Alan Taylor.

Mientras tanto, Meñique (Aidan Gillen) manipula a Sansa (Sophie Turner) para que asuma el poder.

Este momento, en el que Jon estará rodeado de todos los suyos dispuestos a morir juntos, es un ejemplo de los reencuentros y emparejamientos que se darán esta temporada.

“Queremos hacer justicia al trabajo que los actores han realizado estos años, dar a sus personajes la relevancia que merecen y por eso ocurrirá lo que los seguidores llevan tanto tiempo esperando”, avanza Benioff.

Pero quién se reúne con quién es el gran secreto de la temporada. Daenerys (Emilia Clarke) se asentará en Rocadragón, el bastión ancestral de su familia antes de ser expulsada y, según imágenes filtradas de la grabación en la impresionante playa de Itzurun, en Zumaia (Guipúzcoa), será con Jon Nieve.

[En la foto, Cersei (Lena Heady), en el trono que tanto ha deseado].

Los dos protagonistas se verían las caras por primera vez, sin saber que son familia. El líder de los Stark, tiene sangre Targaryen, es su sobrino y, en realidad, heredero legítimo de un Trono de Hierro que ocupa Cersei Lannister tras el suicidio de su hijo.

Brandon (Isaac Hempstead-Wright), el pequeño de los Stark y nuevo Cuervo de Tres Ojos, lo que le permite mirar al pasado, planea regresar al seno de su familia, a la que no ve desde que huyó para salvar su vida en la primera temporada, como Arya (Maisie Williams), que parece volver convertida en una asesina a sangre fría. Pero, ¿qué va a pasar realmente ahora que la serie ha rebasado en trama a la saga editorial?

Ni lo que David Benioff y Daniel Weiss tenían preparado. Su idea para la séptima temporada era construir las piezas para un gran acto final, pero en la fase de escritura del guión cambiaron de opinión. “Pensábamos que habría menos acción y más conversación, pero nos dimos cuenta de que el final de todos los conflictos tenía que empezar ya”. A pesar de contar con las directrices de George R.R. Martin, que aún tiene dos novelas por publicar, tienen total libertad creativa para narrar el final.

Esta temporada tendrá siete episodios en vez de los diez habituales, pero esa reducción no es la causante del cambio de ritmo. “La urgencia viene de la propia historia, no por decisiones externas, y se mueve tan deprisa porque la guerra ha estado esperando durante demasiado tiempo”.

De hecho el presupuesto de la tanda se ha mantenido en los 100 millones de dólares, por lo que el gasto por episodio ha sido mayor. “Antes pasábamos seis meses grabando diez capítulos y ahora hemos trabajado seis para hacer siete. Eso da una idea de su magnitud”, explica Emilia Clarke, abrumada por el volumen de trabajo. “Nunca había tenido que aprenderme tanto texto, porque voy a aparecer en pantalla más tiempo que nunca”.

[En la foto, Meera Reed (Ellie Kendrick) protege a Brandon (Isaac Hempstead) más allá del muro, en tierras salvajes].

Si la Khaleesi y sus dragones 
desembarcan en Poniente para enfrentarse a los Lannister, es lógico que se desate un infierno. “La llegada de Daenerys convierte a Juego de tronos en una serie nueva. Cualquier acontecimiento se resuelve en un solo episodio no en toda una temporada como antes”, dicen los guionistas, enigmáticos ante la ‘traca final’, que tendrá incluso uno menos y, según los rumores, no se estrenaría hasta 2019.

“Todavía estamos escribiéndola, pero los capítulos durarán 80 minutos, casi media hora más de lo habitual. Va a ser como rodar seis películas y vamos muy justos de tiempo”.

Han pasado casi diez años del estreno de Juego de tronos, la serie más vista del mundo que acumula 38 Emmy, incluyendo dos a Mejor Serie Dramática, lo que la convierte en la más premiada de la historia de la televisión y su actores se han convertido en estrellas. Por eso, HBO quiere seguir explorando el universo de los Siete Reinos y ha confirmado cinco spin off supervisados por George R.R. Martin.

El escritor ha adelantado además que ninguno de los personajes aparecerá en esas nuevas historias lo que aventura que relatarán un mundo anterior a lo visto.

La historia de Daenerys y Jon Nieve está a punto de terminar, pero parece que no habrá que despedirse de Poniente.

Enamorados de España

Desde la quinta temporada, los productores de Juego
de tronos han elegido España como destino para recrear algunas ciudades de Poniente. En otoño del 2016 grabar 
en el Real Alcázar de Sevilla, que simulaba el reino de Dorne, costó 2.300 euros por hora y los actores fueron vistos paseando por la ciudad e incluso en un partido en 
el Sánchez-Pizjuán.

Este año han recalado en la playa de Itzurun de Zumaia, para situar en sus impresionantes flysch calcáreos la llegada de Daenerys a Poniente y su encuentro con Jon Nieve.

Para la última tanda, el equipo ha solicitado grabar en primavera en las Reales Atarazanas de Sevilla.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV