Luisa Martín revoluciona las sobremesas con ‘Servir y proteger’: “Hay policías que me han dado las gracias”

La ficción producida por Plano a plano ha conseguido acercarse cada vez más en audiencia a las (hasta ahora) invencibles ‘Amar es para siempre’ y ‘El secreto de Puente Viejo’.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Probar un género nuevo en una franja tomada por las telenovelas de época era un reto del que han salido más que airosos. Servir y proteger ha superado ya el millón de espectadores y Luisa Martín, que interpreta a Claudia Miralles, tiene claro el secreto del éxito.

¡La evolución ha sido vertiginosa!
Efectivamente. Después de trece años, hemos conseguido superar la audiencia de Amar… Yo estoy muy contenta de que en la sobremesa vayan teniendo cabida más generos, además de la época. Y creo que, además, los personajes están muy bien construidos. El mío, por ejemplo, tiene varias caras: la de jefa de comisaría y la que muestra a su familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

No es la primera vez que interpretas a una policía…
No, es verdad que estuve en Gran reserva y en el crossover que grabamos con Los misterios de Laura.

¿Qué papel juegan los agentes reales en la serie?
Siempre que se hace una ficción están muy pendientes. La policía es extraordinaria. Son exquisitos en su trato con nosotros y están siempre dispuestos a ayudar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y por qué crees que está gustando tanto la serie?
Pues supongo que es porque tiene mucha humanidad, es muy de verdad. Ha habido policías que me han dado las gracias porque, detrás de los personajes, se ve a seres humanos. Y algo muy importante: las protagonistas somos mujeres.

¿Y eso te hace sentir mayor responsabilidad?
Mucha. Ser protagonista de una serie ya lo implica, pero yo no soy policía ni me juego la vida como los agentes de verdad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo es tu relación con tus compañeros?
Muy buena, y creo que eso traspasa la pantalla. Eso sí, ¡no tenemos tiempo ni para respirar!

Un ritmo fuerte el de las diarias, ¿verdad?
Totalmente. Es la segunda que hago, después de La sopa boba, y es como llevar el cerebro al gimnasio desde las 7 de la mañana. Yo me levanto a las 5 y suelo terminar sobre las cinco y media de la tarde. Pero claro, luego hay que seguir estudiando en casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo va a evolucionar tu personaje?
Pues no puedo adelantar nada… Pero porque a mí tampoco me cuentan.

Ella es muy fuerte en la comisaría, pero vulnerable en su casa…
Sí. Yo creo que Claudia no estaba preparada para la maternidad. Había luchado mucho por ser policía y ser madre, aunque sea adoptiva, le ha pillado por sorpresa. En casa no se maneja tan bien como en comisaría. Menos mal que tiene a su marido, un hombre dialogante y comprensivo que le ayuda mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y tú, ¿qué tal compaginas el trabajo con la vida familiar?
Pues mira, ni mi marido tiene mujer ni mi hijo tiene madre (risas). Menos mal que, a medida que se hace mayor, tiene cada vez más actividades extraescolares.

¿Tienes algún proyecto más?
Estando en una serie diaria es imposible. He tenido que parar hasta de pintar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV