Terelu Campos: "En Málaga di mi primer beso y tuve mi primer novio"

​Viajamos con la colaboradora de 'Sálvame' a su ciudad natal, donde nos mostró los rincones que más marcaron su infancia y adolescencia.

Lleva su tierra en el ADN. Como le ocurre también a su madre y a su hermana, Carmen. Terelu cambia de cara en cuanto se sube al Ave y se encuentra con paisanos. No digamos cuando llega… Y este viaje ha sido especialmente emotivo.

La presentadora hizo cosas con el equipo de DIEZ MINUTOS, como volver al colegio en el que estudió antes de trasladarse a Madrid con 16 años. Fue, sin duda, lo que más le emocionó: "Volver allí 35 años después… Ver que está renovado, pero a la vez comprobar que no han destruido la esencia, para mí ha sido un shock. De hecho, tuve que hacer un esfuerzo para que no se me saltaran las lágrimas… Estar aquí ha hecho que me vinieran muchos recuerdos, de mis amigas, con muchas de las cuales sigo en contacto. Y a otras las he vuelto a ver últimamente gracias a Dios."

Y es que Terelu ha conseguido mantener su pandilla de la infancia, pese a llevar tantos años viviendo fuera. "Yo creo que con voluntad se puede hacer. Tengo relación fundamentalmente con Concha, que ha sido mi amiga del cole de siempre, con la que jamás perdí el contacto. Luego, al morir mi primo Tachi lo recuperé con Vela y, a partir de ello, nos volvimos a juntar toda la pandilla de los trece años", nos dice.

La hija de María Teresa Campos es 'pandillera', es de su gente. En el tiempo que estuvimos con ella, no dejó de organizar citas para verse con los suyos en cuanto acabáramos. Tenía poco tiempo y muchos planes: sus primos, sobrinos, amigos… Fuimos testigos de cómo todos querían verla, y de cómo ella quería pasar un rato con ellos: "Es que vengo muy poco. Hubo unos años en los que sí lo hacía más, porque profesionalmente lo podía compaginar. Y bueno, porque a lo mejor antes me podía permitir decir no a un trabajo. Pero las cosas no están como para eso. Ni para mí ni para nadie".

Nada más llegar y dejar las cosas, Terelu fue al restaurante El Caleño, en Pedregalejos, frente a la playa, muy cerca de la casa que su madre tiene en la ciudad, donde la reciben como si fuera de la familia. De hecho, nada más verla, el dueño le preparó un tupper con boquerones en vinagre: "Para que se los lleves a tu hermana". Pero no sólo regresó con eso, sino con otros productos de su tierra, que nunca faltan en su casa de Madrid.

Publicidad

"Es la primera vez en mi vida que hago algo así de significativo"

-Terelu, hacer un reportaje en tus sitios de infancia despertará cierta nostalgia, ¿verdad?

-Mucha. Además, es la primera vez en la vida que hago algo así de significativo. Venir a estos sitios tan marcados no sólo de mi infancia, sino de mi adolescencia.

-También he notado que cada vez tienes el acento malagueño más marcado en la tele.

-Es cierto. No sé si es porque ya soy mayor y me relajo más. En parte es porque cuando fui a Madrid, con 16 años, había muchas cosas que mis amigas no me entendían, y me daba muchísimo coraje. También es verdad que cuando empezaba en la profesión controlaba mucho y procuraba hablar sin acento, como había hecho mi madre. Ahora me preocupa menos, me da lo mismo. Y cuanto más relajada estoy…

"Habiendo nacido en Madrid, Alejandra es muy malagueña"

-En Málaga vivirías tu primer amor, aunque fuera platónico.

-¡Y sin ser platónico! Mi primer beso, grande, no piquito, fue donde la borriquita que me hice la foto. ¡Y me dio tanto asco que no volví a ver a ese chico! Pero luego, claro, el de mi primer noviete sí… Era íntimo amigo de mi primo Tachi, que falleció de cáncer. Lo que pasa es que no vive en Málaga ahora, sino en Almería.

-¿Te adaptarías a vivir ahora en una ciudad como ésta?

-Cuando tenía una relación con Salva, (se refiere a Salvador Pérez Zumaquero) sí que me lo planteé. Y Alejandra estaba como loca, pero era muy complicado. Es muy difícil con el trabajo en Madrid. Pero sí que viviría aquí.

-O sea que a Alejandra le gusta esta ciudad…

¡Le encanta! Y a mí eso me da mucho orgullo: que habiendo nacido en Madrid sea tan malagueña. Vive y disfruta muchísimo esta ciudad, quizás porque cuando estamos aquí pasamos más tiempo juntas. Málaga para ella es estar más con su madre. Además, tiene a sus primos Tomás y Adriana. Y luego tiene sus amigos aquí que está loca por verlos.

Publicidad

"Mi hija habla de hacer Periodismo y yo le digo que no se meta en este follón"

-¿Cómo lleva los estudios?

-Muy bien la verdad. El año pasado me dio un curso horroroso, y éste ha ido muy bien. Con sobresalientes y notables.

-¿Qué quiere estudiar?

-No lo sé. Habla de Periodismo en la rama de Diseño. Yo le digo que menos periodista... Que no se meta en este follón… (Ríe).

-Va al colegio de Los Rosales, donde van las hijas de los Reyes. ¿Coincides con ellos?

-No, ya nada. Mi hija es muy mayor. Hace años, sí que a veces lo hacía con el Rey, cuando era Príncipe. Con Letizia creo que no he coincidido nunca.

-¿Qué vas a hacer en verano?

-Pues trabajar, e imagino que pasaremos ocho o diez días en Marbella. También iré, como todos los años, a Campoamor, no sé si será a finales de agosto. Allí tengo unos amigos y siempre digo que son mis "más vacaciones" porque no tengo niña, familia… Son días como más de disfrutona.

-Cuéntanos, ¿cómo va el nuevo y misterioso programa que vas a hacer con tu madre?

-Pues se está preparando, es un programa muy elaborado. Ya se está montando para presentarlo a la cadena. Y esperemos que les guste. El formato no es fácil.

"No se ha paralizado el programa con mi madre por la llegada de Bertín"

-Pero, ¿por qué tanto misterio? ¿En qué consiste?

-Eso que lo diga quien lo tiene que decir. Yo no soy la persona adecuada ni estoy autorizada a hacerlo. Pero bueno, te puedo dar un dato, que es más o menos lo que ahora llaman un factual. Ahora a ver si adivinas lo que es eso… (Una definición de este término es entretenimiento televisivo basado en hechos reales).

-Se ha comentado que al desembarcar Bertín en Telecinco, vuestro programa peligraba...

-En ningún momento se ha paralizado. No es la misma idea. Se ha reconducido alguna cosa, pero nada más.

-¿Por qué crees que salen esos rumores sobre la cancelación?

-Pues porque hay gente a la que les gusta eso. Son los menos, aunque hacen mucho ruido.

-También se ha dicho que te llevas mal con tu madre, que no ve con buenos ojos la vida que llevas.

-Eso lo tengo demandado. A mí no me gusta tener que ir a la Justicia, pero hay veces que no te queda otro remedio. Mi relación con mi madre es estupenda: ella sólo está preocupada porque yo, después de haber pasado una enfermedad, esté bien en mis revisiones, que gracias a Dios van bien. Y mi vida es mucho más normal de lo que algunos quieren hacer parecer. Soy una persona que vivo de mi trabajo, que estoy en mi casa, con mi hija…Salgo el sábado a cenar con mis amigos. Alguna vez, muy esporádicamente, voy a alguna discoteca. Y a lo mejor voy un jueves, si no trabajo el viernes. Pero mi vida es más de cenar y de una buena sobremesa con parejas amigas, porque yo siempre voy de single. Pero vamos, que no tengo el más mínimo problema con mi madre. Es absolutamente incierto.

Publicidad

"Se ve que mi madre es feliz con Edmundo"

-¿Tampoco han surgido problemas profesionales ahora que estáis más tiempo juntas grabando el programa?

-Pues hombre, sí. Si el programa sale a la luz lo entenderéis: tensiones provocadas por situaciones absolutamente reales, nada ficticias. Diferencias de criterios en temas que tratamos.

-Tiene un punto de reality...

-Es que no estoy autorizada a decir más. Reality no, pero lo que se hace, es en tiempo real.

-¿Tu hermana Carmen también está en el proyecto?

-No, no tiene nada que ver.

-Y como madre e hija, no en la tele, ¿por qué cosas discutís?

-Pues por muchas cosas de opinión o por temas profesionales. Pero tampoco es que yo discuta mucho con mi madre.

-¿Cuántas veces al día habláis?

-Pues muchos días, ninguna. Algunos fines de semana la veo cuando está llegando a Tele 5, y otras directamente en el plató y no vuelvo a saber nada de ella hasta el día siguiente.

-¿Cómo es como abuela?

-Magnífica. Además, ella ha podido disfrutar más de los nietos.

-La vemos feliz con Edmundo.

-Yo también. Eso se ve.

"Tengo poca relación con Edmundo, como con mi madre"

-Al principio de la relación, ella había dicho que al vivir él fuera de Madrid, era una historia como más relajada.

-Él ahora vive muy poco fuera. Está en casa de Teresa. Yo tengo poca relación con él, pero porque tengo poca relación con mi madre, por los líos de trabajo, no por otra cosa. Mi relación con Edmundo es estupenda. De hecho, trabajamos también juntos. Y hay un espacio que hago con él.

-¿Cuesta compartir a tu madre?

-En absoluto. Es más, muchas veces es como una ayuda que ella esté feliz. Te quita preocupaciones.

-Ya pasó el susto y los nervios de la operación…

-Sí, la verdad es que sí. La operación fue fenomenal y la intervención estupenda. El doctor Carlos Durán es fantástico.

Publicidad

"El día de la operación me dio una paranoia"

-¿Qué fue exactamente lo que ocurrió con la anestesia? ¿Es cierto que hubo alguna complicación?

-Ella tiene problemas con la anestesia y lo pasó francamente mal al despertar. El Dr. Pintado, el anestesista, estuvo con ella en todo momento. No la dejó sola hasta que no se encontró completamente bien. Es un problema de ella, y cuando estás muy nerviosa, como ella estaba, con los nervios acumulados...

-¿Cuánto duró la intervención?

-No más de 30 minutos y todo fue muy bien. Tenía la vesícula llena de piedras. Se quedó a dormir toda la noche y al día siguiente, a medio día, le dieron el alta. La verdad es que pasó muy mala noche, horrible. Pero al desayunar se vino arriba y el médico le dijo que si se encontraba mejor que se fuera a casa, que iba a estar más cómoda. Gracias a Dios, todo fue muy bien. Ahora está su médico, el doctor José Luis Calleja, pendiente de ella.

-¿Tiene que seguir algún régimen durante un tiempo?

-Tiene que comer más. O, realmente, no comer más, sino mejor. Comía muy pocas cosas. No es hacer un régimen, al revés. Tienen que ampliar su dieta. Comer más proteínas…

-Y en seguida, vuelta a la vida. Ya la vemos trabajando.

-El sábado, cinco días después, hicimos algo desde su casa. Como fue su cumple, tuvimos dos platós. Uno en tele 5, en el que estuve yo al frente, y el otro, en su casa, con las sorpresas familiares que visteis. Familiares y de las amigas de las cartas…

-Ya, visto con perspectiva, ¿fue un buen susto?

Bueno, el día de la operación nos pusimos todos muy nerviosos. Me dio una especie de paranoia. La verdad es que no fue un buen día. Esa noche, mi hermana se quedó a dormir con ella. Y mi sobrina, también. Carmen es una magnífica enfermera.

"Con Telecinco tengo una relación normal"

-Y tú, ¿en qué momento te encuentras?

-Bien, estoy tranquila. Con la ilusión de este nuevo proyecto. Con mi trabajo en 'Sálvame' y en '¡QTTF!'. Profesionalmente, me gustaría hacer más cosas. Siempre lo he dicho y lo sigo diciendo, porque creo que tengo bastante tiempo para hacerlas.

-¿Crees que este nuevo programa, si sale bien, sería un empujón?

-Imagino que sí. En la tele, todo lo que sea hacer cosas que funcionen, abre caminos.

-¿Por qué crees que dicen que tu relación con Telecinco es tensa?

-¿Con Telecinco?, no. Creo que eso se acabó hace ya mucho tiempo. Tengo una relación con la casa absolutamente normal. Eso es gente a la que le encanta envenenar.

Publicidad

"Puede que 'Sálvame' me ha haya factura con colaboradores que ya conocía"

-Y 'Sálvame', ¿te ha podido pasar factura con colaboradores a los que ya conocías?

-Puede que sí. No digo que haya pasado factura el programa, pues no tengo elementos de juicio para ello, pero ¿que a lo mejor hay gente que, de pronto, no he vuelto a saber de ella?, pues sí.

-¿Alguien en concreto?

-No… Yo no doy nombres. Porque a lo mejor ha sido casualidad y no depende de 'Sálvame'.

-Tú tenías amigos íntimos antes de ir al programa, como Mila.

-No. A Mila yo no la conocía. Conocía a Chelo o a Gema, porque trabajó en 'Con T de tarde'. Pero a Mila o a Kiko Hernández, no. Matamoros y Makoke sí habían estado en mis fiestas. Karmele trabajó con mi madre, Lydia, también conmigo. Y a Rosa, por Rocío Jurado.

"Con Kike Calleja tengo la relación que quiero"

-¿Y has hecho amigos en el programa o lo contrario?

-Esto quiero dejarlo muy claro: no creo que "Sálvame" me haya afectado profesionalmente en nada. En absoluto. Creo que es un programa dignísimo. Hubo algunos compañeros a los que les sorprendió cuando me metí, y me decían que no pegaba. Pero como siempre ha dicho mi madre, los trabajos no son grandes o pequeños, sino están bien o mal hechos.

-Y en lo personal. ¿cómo te encuentras?

-Muy tranquila. Mi última relación se acabó hace ya diez meses.

-Dinos la verdad, ¿qué tipo de relación tienes con Kike Calleja?

-De amistad, le quiero muchísimo. Nos aconsejamos, acompañamos, ayudamos… Y
nada más. No voy a dejar de verlo porque alguien diga si tengo o dejo de tener. Tenemos la relación que queremos tener.