Iker Jiménez: "Tengo suerte con mi mujer, Carmen. Aguantarme es complicado"

El periodista y presentador del espacio 'Cuarto Milenio' le descubre todos sus misterios a Rosa Villacastín.

Hablar con Iker Jiménez sobre los enigmas de la Historia es una experiencia muy interesante. No sólo por cómo trata temas tan espinosos relacionados con lo paranormal, sino por la pasión que pone en cada una de sus palabras. Conocedor de algunos de los misterios de la vida, ha logrado hacerse un hueco muy importante en la parrilla de Cuatro, donde semanalmente logra sentar frente al televisor tanto a jóvenes como a mayores.

Que esta charla tenga lugar en el Teatro Calderón de Madrid no es casual. Es el lugar donde se encuentra la gran exposición con la que recorre las ciudades más importantes de nuestro país, donde se pueden ver a tamaño natural chamanes, animales ya desaparecidos, o la reproducción de la casa donde aparecieron las famosas caras de Bélmez.

Publicidad

"He sufrido todo tipo de boicot, de ataques al programa, incluso por parte de compañeros"

Iker ¿cuántos misterios le quedan aún por descubrir?
Todos, porque tengo 43 años y creo que cada día tengo menos certeza de lo que pasa. Lo que creía que estaba resuelto no lo está porque vivimos en un enigma permanente.

¿Es lo que le llevó a investigar un mundo tan complejo?
Sí, es una historia curiosa. Yo tenía 10 años y vivía en Vitoria, donde teníamos un trastero en el que un tío guardaba libros de ovnis, que estaban muy de moda. Un día que se fueron mis padres de viaje, cogí uno de esos libros que protagonizaba un niño de mi edad y que trataba del aterrizaje de uno de esos artefactos. Pasé una noche de terror.

Ya me imagino...
No te lo vas a creer, al despertarme leí en el 'Norte Express' una noticia que me impactó y marcó mi vida. Se titulaba 'Ovni en Vitoria'. Imagina mi cara de sorpresa. Al día siguiente fui con mi primo al lugar donde había aterrizado y quedé impresionado por lo que la gente contaba de aquel suceso. Nunca más en Vitoria ha ocurrido algo así.

Una historia que le marcó.
Es una casualidad maravillosa: años después llevé al programa a esos mismos testigos y recordaban a aquel niño tan curioso, que no era otro que yo.

Parece de cuento, aunque supongo que no todo habrá sido de color de rosa.
He sufrido todo tipo de boicot, de ataques al programa, incluso por parte de compañeros de la radio, que es lo más duro porque yo soy periodista. He sufrido bastante, hasta que me di cuenta de que uno no puede vivir pendiente de lo que dicen los demás.

Una gran enseñanza sin duda.
Sí, porque estos eran temas tabúes.Hoy en día hablar del más allá o de si hay otros seres observándonos, es arriesgado porque vivimos en un mundo muy material, aunque tengo que decir que cada vez tengo menos críticos.

"Me considero un adicto del saber, me encanta aprender"

Le avala su experiencia en radio, televisión y universidades.
Si te soy sincero nunca he entendido el fenómeno, el interés que despiertan mis programas, lo que me ha favorecido porque de lo contrario se me podía haber ido la pinza, me podría haber emborrachado de éxito y eso te aparta del objetivo prioritario: trabajar en lo que me gusta.

¿El secreto está en su forma de contar las cosas?
No lo sé, son temas que siempre han estado ahí. Yo lo resumo en que amo lo que hago y el público responde. Llegar a un teatro y encontrarte con ocho mil personas es increíble. 

¿Es creyente?
Hay una cosa que me ha servido de mucho: cada noche, antes de dormir, agradezco lo que la vida me ha dado. Se han ido tantas personas a las que quería, tantos amigos que no han podido cumplir sus planes, que yo intento no olvidarme de agradecer a la vida el regalo que me ha hecho y, aunque no ha sido fácil, es lo que me da fuerza para seguir haciendo lo que hago.

Y las historias, ¿de dónde las saca?
De la vida. Tengo la suerte de que Carmen, mi mujer, trabaja conmigo, y de que en nuestra casa hay 25.000 libros. Me considero un adicto del saber, me encanta aprender.

¿España es rica en sucesos paranormales?
Aquí no sabemos vendernos. Y son temas que les gustan a la gente, pero valoramos más lo de fuera que lo nuestro.

A su programa acuden expertos curiosos.
Ellos nos facilitan mucho nuestro trabajo. Que hayan aparecido en Calpe cinco cadáveres recientemente, atados con sogas, nos permite indagar lo que está pasando en España con determinados ritos.

Publicidad

"Mi querido Vasile ha ampliado el programa 45 minutos"

¿Están relacionados con la santería?
Sin lugar a dudas, pero hay que probarlo. Ocurre igual con los tiburones, alguno de los cuales han aparecido en nuestras playas este verano porque España es uno de los lugares donde más tiburones hay. ¿Por qué no se dice? Porque sigue primando el oscurantismo.

¿A quién favorece tanto silencio?
Nunca lo he sabido. Yo entiendo que si tienes un negocio en una playa en la que se dice que hay tiburones, intentes acallarlo, pero si tengo una hija que pasa sus vacaciones en ese lugar, quiero saber la verdad para no ir.

¿Los ovnis son reales?
Los ha visto gente muy relevante, por ejemplo, un piloto con miles de horas de vuelo... Lo que hace más interesante los temas son los misterios, la oscuridad.

¿Qué pasó con las caras de Bélmez?
Esa historia la publicó Antonio Casado en el 'Diario Pueblo' hasta que se la prohibieron. ¿Por qué? Porque la Iglesia de aquel entonces se asustó y echó el telón. Nosotros investigamos y nos permitieron trocear las caras y llevarlas a los mejores laboratorios de Europa del cemento que están en Castellón.

¿Qué averiguaron?
¿Sabes lo que me dijo el científico? Me has jodido porque yo soy un escéptico. Si esto ocurre en Nueva York tendríamos serie, libros, puesto que todavía no se ha demostrado qué ocurrió en aquella casa. Juan Villa, el artesano que nos hace todas las reproducciones no ha podido hacer las caras de Bélmez porque no se pueden copiar.

¿Prepara muchas sorpresas para el nuevo curso?
Empezaremos con un informativo alternativo, porque mi querido Vasile ha ampliado el programa 45 minutos. Empezaremos a las 9 de la noche.

"No soy ningún héroe, pero he dejado muchas cosas por estar con mi hija todos los días"

¿La televisión impide que los niños desarrollen su imaginación?
Nosotros hicimos un programa 'La noche de los cuentos mágicos', en el que nos preguntábamos por qué ya no se leían cuentos que tanto ayudaban al desarrollo del cerebro de los niños. Es una sección que hemos incluido en el programa y que nos parece muy interesante.

¿A su hija le inculcan el amor a la lectura?
Por supuesto. ¿Sabes que se ha demostrado que los bebés sueñan estando en el vientre materno? Ha sido en Alemania, con máquinas muy precisas, que en la semana 33 de gestación el niño o la niña, tiene los movimientos oculares rápidos del sueño.

¿Alguna otra cosa más?
Sí, que cuando llegan a los siete años, una parte de su sistema neuronal ha enmudecido. ¿Sabes cómo se llama esto? Poda sináptica. Cuando veo a mi hija Alma que tiene 4 años pienso: esta niña tiene el cerebro con más extensiones, con más luz neuronal que yo.

Enrique Ponce le ponía música clásica a su hija antes de nacer...
Qué pareja tan estupenda, qué buena gente son. Estoy convencido de que todo eso es bueno para los bebés. Yo lo que quiero es que mi hija sea feliz, no puedes educar a una niña de cuatro como si tuviera siete y al de siete como si tuviera doce.

¿Qué educación le dan a su hija?
No soy ningún héroe, pero he dejado muchas cosas por estar con mi hija todos los días. Es lo mejor que he hecho. Nada se puede comparar a estar con ella en el jardín jugando, mi mujer y yo. Hay quien no puede hacerlo y quienes pueden no quieren, nosotros sí.

¿Hay diferencia de cómo le educaron a usted a cómo le educa a ella?
Mi hija tiene una oportunidad que yo no tuve nunca. De hecho, nosotros nos mudamos a vivir a una zona para que mi hija tuviera un jardín donde jugar, donde desarrollarse. Tiene un afecto muy grande y lo que queremos es brindarle un entorno agradable, darle mucho amor, porque es lo más importante.

Publicidad

"He tenido una gran suerte con mi mujer porque aguantarme a mí es complicado"

¿Le sorprende con preguntas de difícil respuesta?
Ayer mismo me propuso hacer un programa de gatos y helados. Como lo oyes, porque es muy niña.

¿Es por ella por lo que no hacen apenas vida social?
Entiendo que he tenido poca habilidad social, que son cosas que hay que hacer porque es parte del oficio. Yo prefiero estar con mi hija porque está en una edad preciosa y quiero disfrutar el momento.

¿Es complicado trabajar con tu mujer?
He tenido una gran suerte porque aguantarme a mí es complicado. La clave está en que nos reímos mucho, llevamos viviendo 21 años, trabajamos todos los días del año juntos. 

¿Dónde les gustaría perderse?
Nos gusta ir a un lugar desconocido de Ibiza, donde guardan la esencia de los pueblos. No doy el nombre para que no lo estropeen.

¿Quién es?

Nació El 10 de enero de 1973 en Vitoria, Álava. Es hijo del galerista Pedro Ramón Jiménez (experto en pintura flamenca) y de María Elizari.

Familia Casado con Carmen Porter, la pareja tiene una hija, Alma, de cuatro años.

Estudios Es Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Europea de Madrid.

Sus comienzos Empezó su andadura en Radio Alameda, en Madrid, a los 17 años con 'La otra dimensión'. Pero no sería hasta que le llama Jiménez del Oso para trabajar en 'Enigma', donde publica sus primeros reportajes, cuando empieza a sonar su nombre.

Muy premiado Ha recibido la Antena de Oro, La trufa de Oro, la Medalla de Plata en el Festival de Televisión y Cine de Nueva York, y el Premio Ondas Nacional.

Un logro La Universidad Camilo José Cela ha inaugurado para licenciados en Criminología un seminario titulado "La pasión de investigar", centrado en su biografía.

También escritor Como no podía ser de otra manera hizo su incursión en la novela con "Camposanto".

Publicidad

Mi foto favorita

"Carmen, mi mujer, y yo, en la estatua homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente, la persona que marcó nuestra vida".