Rocío Carrasco se sincera en 'Hable con ellas'

​La copresentadora se sentó en el famoso sofá rosa para romper su silencio y hablar sobre su enlace con Fidel Albiac y toda la polémica que le rodea.

Lo más popular

Después de 16 años de relación, Rocío Carrasco y Fidel Albiac han decidido darse el 'Sí, quiero' este verano. El enlace tendrá lugar el 7 de septiembre en Toledo, en la finca Valdepalacios, y la lista de invitados, o mejor dicho de "no invitados", está dando mucho que hablar.

La hija de Rocío Jurado estrenó nueva temporada de 'Hable con ellas' junto sus cuatro compañeras (Sandra Barneda, Mónica Martínez, Alba Carrillo y Soledad León de Salazar) y allí fue donde compartió sus emociones y sentimientos respecto a este día tan especial.

Publicidad

Fidel y Rocío se han enfrentado a momentos muy duros y a las críticas de los que no creen en su amor. A todos ellos les mandó un mensaje: "Al final los inconvenientes y los obstáculos preparan a las personas normales para un final feliz".

Lo más popular

Respecto a las ausencias, y con el habitual hermetismo de la copresentadora, aseguró que "no es una boda de compromiso, es una boda para los amigos y para la que gente que nos quiere". Rocío invitó a sus cuatro compañeras que se suman a la lista de invitados en la que solo están confirmadas las Campos.

Las grandes ausencias de ese día serán sus padres, Rocío Jurado y Pedro Carrasco. La presentadora, emocionada, les recordó con mucho cariño y aseguró que en la boda estarán presentes, no solo en su pensamiento, sino de forma simbólica.

"No soy amiga del conflicto. No me gusta la tensión, no me gusta el mal rollo... Soy dueña de mis silencios y esclava de mis palabras. Y a mí la esclavitud no me gusta", le dijo a su compañera Sandra Barneda cuando le preguntó por qué había estado callada durante 15 años.

No quiso hablar sobre la polémica que rodea a su familia. Además, dejó claro que los platós y los medios públicos no son los lugares donde hay que hablar. Pero insistió en que ella hace lo que debe, los demás que hagan lo que quieran.

Para su futuro esposo solo tuvo palabras bonitas. Tienen tanta complicidad que no ha habido anillo de pedida, simplemente sabían que se querían casar. Para ella, Fidel "es ternura, es sinceridad, es estabilidad, es diversión, es todo". Le quiere tanto que no descarta tener hijos con él. 

A pesar de no hablarse con su hija Rocío y de no mantener relación ni hermanos ni con sus tíos, afirmó que es plenamente feliz.