Rebeca Alemany: “Mi abuela quería una nieta artista”

De niña soñaba con ser actriz y contó con el apoyo de su familia. Ahora, esta espontánea alicantina de 28 años se siente afortunada por vivir de su profesión.

Rebeca Alemany
Guillermo Jimenez HEARST

Después de pasar una temporada en Madrid, Rebeca regresaba a su tierra natal, Alicante, cuando recibió una llamada comunicándole que el papel de Lolita en Acacias 38 era suyo. A pesar de que en un principio su personaje sería capitular, la alocada cabrahiguense se fue ganando el corazón del público y se ha convertido en protagonista de muchas de las tramas de la serie de La 1. Aunque para la actriz trabajar en una diaria supone un gran aprendizaje, añora subirse a las tablas.

¿Cómo han sido las vacaciones?

Perdida por el mundo, con una desconexión absoluta. Viajar me encanta, ya sea con amigos o con mi pareja, porque me abre la mente y me oxigena bastante.

Lolita ha evolucionado mucho.

Sí, creo que su gran cambio llegó con Antoñito, con él descubre lo que es el verdadero amor. Pero al pasar de criada a señora vemos en ella una mayor rigidez, ya que no puede comportarse como antes.

Y ahora va a ser madre.

Creo que está asustada, pero a la vez le hace mucha ilusión porque siempre ha querido tener un hijo con su marido. Me la imagino como una madre libre, divertida y nada remilgada.

Rebeca Alemany
La actriz está encantada de compartir escena con Álvaro Quintana, que da vida a Antoñito, su marido. Ambos han vivido momentos muy románticos en la ficción como su boda y otros más trágicos como el fallecimiento de Trini (Anita del Rey). “Los dos tenemos mucha química frente a la cámara y nos lo pasamos muy bien porque nos encanta jugar con nuestros papeles. Eso se refleja en la pantalla”, comenta Rebeca, que, además, destaca de su compañero su gran profesionalidad.
Instagram

¿Tú quieres tener hijos?

Siempre digo que mi instinto maternal es como una barrita, si antes estaba a cero, creo que ahora se ha llenado un poquito.

¿En qué te pareces a ella?

Yo también he vivido mucho en el campo, me encanta la naturaleza y los animales. Además, ambas somos emocionales, espontáneas y positivas.

¿Ayuda ser positiva en tu carrera?

Pienso que sí, porque es muy complicado mantenerse en esta profesión. Me siento afortunada por poder vivir de ella ahora. Esto es lo que me gusta y quiero morirme actuando.

Entonces eres actriz vocacional.

Desde muy pequeña quería dedicarme a la actuación y mi familia me apoyó. Mi abuela siempre quiso tener una nieta artista. Era muy inquieta, también hacía baloncesto y fui campeona de España en remo.

¿Tienes alguna manía?

No, lo único es que no puedo estudiar en casa los guiones porque me duermo, así que estudio por la calle caminendo. Antes la gente me miraba un poco raro.

Acacias 38
Llegó a Acacias 38 hace cuatro años y su personaje se ha convertido en uno de los más queridos por los seguidores de la ficción diaria.
Instagram

¿Te ves detrás de las cámaras?

Me produce mucha curiosidad e inquietud. Una vez escribí un texto de teatro y lo representaron en Murcia, fue una sensación realmente bonita.

Así que te gusta escribir…

Me encanta hasta el punto de que me gustaría publicar algún libro. En mi tiempo libre lo compagino con otra de mis pasiones, el flamenco.

¿Se te da bien bailar?

Soy un poco autodidacta, no he ido a ningún conservatorio. Me compré hasta un tablao desplegable para ponerlo en casa y así desconecto bastante.

¿Cómo te ves dentro de unos años?

Quiero ser feliz con lo que hago, que me siga ilusionando, ya sea en cine, televisión o teatro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Acacias 38