Primera cita; ‘Betty en NY’

Patricia cree que Nicolás Ramos, el novio de Betty, es un ejecutivo millonario y decide conquistarlo. Acepta su invitación para salir a comer a un restaurante. Nova. Del 8 al 12 de marzo. 19.00h

betty en ny
  • Armando besa a Betty.
  • Wilson cree que a Sandra le gustan las mujeres.
  • Jenny convence a Efraín de instalarse en casa de Sofía.

    Julia está convencida de que Betty está enamorada y Nicolás niega saber de quién. Ajena a esto, la joven se quiere ver hermosa para Armando y va a una peluquería. Unas horas después, llega a V&M y las reacciones no se hacen esperar. Mientras Ricardo, Marcela, Patricia y Hugo estallan de la risa y se burlan, el resto disimula. Será Daniel quien se atreva a decirle que se ve horrible: “¿No te da vergüenza? Esto es una empresa de moda, no un carnaval. Por favor, cámbiate”.

    Jenny provoca a Sofía con sus hijos y asegura que ha dado su autorización para que asistan a clases extraescolares de fútbol . “Yo les parí y soy la única que puede llamarles hijos”, grita furiosa. Acto seguido, zarandea a su rival y tira su móvil al suelo. Smith aparece en ese momento y pone fin a la pelea. “Estás despedida”, comunica a Sofía. Como Marcela se niega a interceder por ella, es Betty quien lo hace. Con la promesa de que se disculpará con Jenny públicamente y le comprará otro móvil, logra que conserve su trabajo.

    Como parte del plan de estafa que ha ideado con Mata, Daniel le propone a Armando contratar a una empresa en la India que le ahorrará un setenta por ciento el costo de producción. Ricardo al enterarse se entusiasma pues piensa que es una oportunidad para pagar la deuda a BAR Fashion más rápidamente. Betty pide a Nicolás que le lleve ropa para poder cambiarse. Patricia la sigue y por una confusión, cree que el novio de la fea es un ejecutivo. “Se lo voy a quitar. Ese millonario será para mí”, piensa.

    En un restaurante, Marcela sufre una vez más el plantón de su prometido y se emborracha. Ricardo, que está con ella, aprovecha para llevarla a su apartamento. Allí, la ayuda a acostarse y cuando la ejecutiva comienza a desnudarse hasta quedar en ropa interior, él le hace fotos con el móvil. Entre tanto, Armando deja Betty en casa y cuando los muchachos del barrio se burlan de ella, no duda en defenderla. Así, se involucra en una pelea y acaba con un ojo morado. “Trataron de robarme”, miente al encontrarse a la mañana siguiente con Marcela.

    Aura María y Giovas hacen el amor

    Nicolás consigue encontrar la caja donde Betty guarda las cosas de Armando y comprueba que ella está más enamorada de lo que pensaba. Para colmo de males, los abogados, Frank y Peter, le dicen que están corriendo muchos riesgos con BAR Fashions y no tendrán un buen final.

    Después de un exhaustivo análisis, Betty recomienda a Armando y a Ricardo no hacer negocios con la manufacturera propuesta por Daniel en la India. Marcela se pone furiosa al enterarse y tiene un enfrentamiento con la asistenta: “Te quiero fuera de aquí. Estoy harta de que te creas la dueña de V&M”.

    Enrique regresa de su viaje y Bertha decide espiarle. En los estados de cuenta ve un número desconocido y más tarde, lo pilla en un restaurante con una mujer llamada Linda. “Mi bombocito me engaña”, cuenta desolada a sus amigas.

    Betty no está dispuesta a ser la amante y quiere terminar la relación con Armando. Desesperado, este la lleva al local de su primera cita y le hace una inesperada promesa: “Romperé mi compromiso con Marcela, pero tienes que tener paciencia mi amor”. De regreso a casa, Betty se despide de su amado con un apasionado beso y Nicolás los ve. Muy enfadado, le advierte a su amiga que Mendoza solo la está utilizando, pero ella no le escucha. “Yo soy feliz. Los feos también tenemos derecho a a enamorarnos”.

    Enrique le demuestra a Bertha que Linda vende coches. “Te quería regalar uno para celebrar vuestro aniversario de bodas”, explica y el matrimonio se reconcilia.

    Patricia encuentra en su escritorio una cesta de regalo con champán, caviar, paté, trufas y uvas. “Gracias por ser tan especial”, lee en una nota. A los pocos minutos, recibe una llamada de Nicolás y ella creyendo que es millonario, acepta tener una cita con él. Betty se excita con un libro erótico que le presta Aura María y comete la locura de dejar un poema de Alfonsina Storni en el escritorio de Armando. Marcela lo encuentra y sufre un ataque de celos. “Sé que hay otra mujer. ¿Quién es?”, cuestiona a su prometido. Como este guarda silencio, decide revisar las grabaciones de las cámaras de seguridad, pero solo ve a Betty y a Sofía entrar en el despacho.

    Esa noche, decide cambiar de estrategia y espera a Armando en su apartamento vestida muy sensual: “Ella te dedica poemas y yo los hago realidad”. Quienes también viven una noche de pasión son Aura María y Giovas.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Betty en NY