Sebastián Caicedo y Carmen Villalobos comienzan su luna de miel en España

Después de una boda de ensueño en Cartagena de Indias tras once años de noviazgo, la pareja ha viajado a Madrid para comenzar su viaje de novios.

Sebastián Caicedo y Carmen Villalobos
Instagram

Sebastián Caicedo y Carmen Villalobos han arrancado su luna de miel. La pareja, que se dio el sí quiero el 19 de octubre, ha comenzado su viaje de novios diez días después disfrutando de Madrid (España) como su primera parada en la ruta. “Esto está empezando y me está gustando 😍😍😍😍 Que belleza de ciudad ❤️❤️❤️”, escribía Carmen en una imagen que se la podía ver paseando por la Gran Vía. “Hermosa #madrid. Tal cual como la imaginamos❤️. Empezó la🌙de🍯”, escribía Sebastián cual jeroglífico en una imagen en la que se les podía ver frente al Ayuntamiento.

Ambos han aprovechado sus cuentas de Instagram para exprimir su experiencia en Madrid colgando imágenes en los sitios más característicos de la capital como la Gran Vía, la plaza de Cibeles, el Templo de Debod o la Puerta de Alcalá. Además han contado con unos guías de lujo. La pareja ha aprovechado para cenar con dos de sus parejas de amigos. Por un lado, Lina Tejero y Norman Capuozzo que también están en la capital; y por el otro José María Galiano y María Felina. Se trata de la primera parada de su luna de miel donde también viajarán a Barcelona y París.

Una ceremonia para el recuerdo

La pareja se dio el sí quiero la pasada semana con una fiesta por todo lo alto rodeados de amigos como Gregorio Pernía, Roberto Manrique, Roberto Jattin o Fernanda Castillo, con la que Carmen trabajó en El Señor de los Cielos, junto a su novio Erik Hayser. Todos ellos presenciaron la bonita ceremonia. Al ritmo del folclore colombiano y con el recuerdo muy presente de su padre, Pedro Villalobos, fallecido hace dos años, Carmen caminó de la mano de su madre, Betty Barrios, hasta el improvisado altar construido frente al mar y adornado por multitud de flores donde la esperaba un emocionado Sebastián. Instantes antes había llegado con su progenitor, Mauro Caicedo, que pese a sus problemas de salud no quiso faltar en un día tan especial y portó un pequeño tanque de oxígeno.

La protagonista de Sin senos sí hay paraíso deslumbró con un diseño de encaje y sin mangas de su compatriota Jorge Duque, el pelo en un sencillo recogido y con un largo velo y unos pendientes de perlas como único accesorio. Para desenvolverse mejor en la pista de baile, la actriz se enfundó en otro vestido a media pierna y de gran vuelo, y ya a altas horas de la madrugada lució un tercero corto con unas deportivas. Por su parte, Sebastián sorprendió con un traje chaqueta en color rosa palo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo