Conversacion pendiente; ‘Mujer’

Emre y Ceyda se ponen al día tras años sin verse, aunque ella no se atreve a confesar que tiene un hijo.

mujer

QUÉ HA PASADO

• Sarp discute con Piril.

• Bahar descubre por Emre que Yeliz ha muerto.


Bahar sigue encerrada en su habitación llorando la muerte de su amiga. Sarp le suplica que abra la puerta y ella, furiosa, le responsabiliza de todo lo ocurrido: “¿Cómo puedes ser tan insensible? Te reías mientras enterraban a Yeliz. Ojalá estuvieras muerto. Has arruinado nuestra vida”. Más tarde, la mujer se prepara para salir pues Arif está en camino. “Os quedaréis con vuestro padre”, dice a Nisan y Doruk. Sarp trata de detenerla, pero ella lo amenaza: “Si me impides despedirme de Yeliz buscaré la manera de escaparme. Y lo primero que haré será ir a la policía”.

Piril intenta quitarse la vida

Cuando llega al cementerio con Arif, Bahar, rota de dolor, se despide de su amiga y se reencuentra con su familia. Ceyda acude demasiado pronto a trabajar y Emre le propone que se tomen un té. Así, ambos conversan y se ponen al día. “Mi esposa murió. Tenía la misma enfermedad que Bahar”, cuenta él. Cuando le toca el turno a la mujer, no se atreve a revelar que la foto que lleva en la pantalla del móvil es de su hijo. “Es Arda, mi sobrino”, miente.

Enver miente a Hatice y le dice que ha encontrado trabajo en la clínica de Esat y no en una frutería. Sirin, por su parte, descubre que la nueva inquilina es Idil, la mujer con la que discutió en la cafetería.

Cuando todos duermen, Bahar despierta a Doruk y a Nisan y con la mentira de un juego secreto les viste y salen al jardín. Los tres burlan la seguridad saltan un muro y, cuando están a punto de subir al coche con Arif, aparece Sarp. Doruk corre a sus brazos y el hombre pide a los vigilantes que se lleven a los niños a casa. Luego, enfrenta a su rival y amenaza con matarlo. Por suerte, la mujer evita que la situación pase a mayores y pide al dueño del café que se vaya.

Al día siguiente, Sarp organiza un picnic a los niños para quedarse a solas con Bahar. Por fin, el hombre explica detalladamente todo lo que sucedió desde la noche que cayó al mar. “A Piril jamás la he amado. Solo somos amigos. Te he extrañado tanto…”, acaba declarando él y la besa. Desde la cocina, su esposa está oyendo todo y, sin poder soportarlo, comienza a gritar. Bahar decide terminar la conversación y Sarp se va a buscar a los niños. Horas después, la mujer encuentra un bote de pastillas vacío en la basura y sube de inmediato al cuarto de Piril para salvarle la vida.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mujer