Una dura decisión; ‘Mujer‘

Sirin llama a Enver para pedirle ayuda y le da la dirección donde se esconde. El sastre va a verla y, tras conseguir con engaños que confiese todas sus maldades, la detienen

mujer

QUÉ HA PASADO

• Cem amenaza a Dursun.

• Kismet rompe con Emre.

• Doruk está apunto de tirarse por la ventana.


Tras los últimos acontecimientos, Enver está muy decaído y Bahar se preocupa por él. Nisan y Doruk también se dan cuenta de su situación y, para animar a su abuelo, lo convencen de salir al parque y le regalan un algodón de azúcar. Ya de vuelta en Tarlabasi, la niña se pone contenta al ver a Satilmis allí.

Mientras tanto, Sirin continúa encerrada en el cuarto del hotel por miedo a que la policía la detenga. Omer, el recepcionista, está convencido de que oculta algo y, a cambio de ayuda, se le insinúa.

Jale convence a Enver de que reunirse con el psiquiatra que trataba a su hija podría ayudarlo a tomar decisiones. “Ha dicho que Sirin es capaz de ocultar su enfermedad y hacer creer que está bien porque es muy lista. Sería peligrosa si no toma bien su medicación y que lo mejor para ella es ingresarla. Ya se lo había advertido a Hatice”, cuenta a su familia. Entonces, Ceyda dice que deben empezar a buscarla y Bahar la apoya: “Espero que no haya huido. No podría vivir con el temor de que reaparezca en cualquier momento”.

A la mañana siguiente, Ceyda llega a su trabajo y, cumpliendo con la petición de Raif, Fazilet le entrega los cien mil dólares que necesita para quedarse con Arda. La mujer no los acepta porque Dursun ya ha firmado los papeles. “He estado sola casi toda la vida y me emociona mucho ver que alguien hace algo bueno por mí”, agradece a los Ascioglu sin poder contener las lágrimas y luego los abraza.

mujer
HUSEYIN BILGI

Sirin va a una tienda y se compra una cazadora con capucha, una bufanda y unas gafas de sol para intentar camuflarse. Poco después, se dirige a Tarlabasi y trata de entrar en el edificio, pero Bahar sale a tirar la basura y debe esconderse. En cambio Yusuf sí la ve. Una vez que cree que ha pasado el peligro, la chica sube a casa y se inquieta al ver que el dinero no está donde lo había dejado guardado. Para colmo, Enver va a recoger un pedido de camisas que se había dejado olvidado.

Arif por fin decide retomar sus estudios. “Alguien a quien quiero mucho tuvo un deseo y voy a hacerlo realidad”, anuncia a Bahar antes de ir a la facultad para matricularse. No es la única buena noticia para la mujer ya que Fazilet le pide que la acompañe a la editorial para ver los distintos diseños que han hecho para la portada de su libro. Allí, Bahar se sorprende al comprobar que solo aparece su nombre. “Yo solo he puesto sobre el papel tu historia. Te expresas tan bien y es tan bonito lo que cuentas que no he tenido que añadir nada. El día que me di cuenta de eso, decidí que yo sería la correctora del libro, no la escritora”, afirma Fazilet.

Kismet y Cem al fin se marchan del país

De vuelta a casa, Fazilet y Bahar enseñan la portada elegida y Ceyda se emociona al ver que Nisan y Doruk salen en ella. Las mujeres van a la cocina a buscar una botella de champán y copas para brindar. A los pocos minutos, oyen un ruido y se asustan al ver a Raif tirado en el suelo. Cuando tratan de levantarlo, él se niega y hace una sorprendente propuesta a Ceyda: “Ya no puedo arrodillarme más. ¿Quieres casarte conmigo?”. Ella, muy feliz, acepta y se pone el anillo.

Totalmente desquiciada y al límite de sus fuerzas, Sirin decide llamar a Enver para pedirle ayuda. “No tengo a nadie aparte de ti. Quiero irme de esta ciudad para empezar una nueva vida. Es mi última oportunidad porque si me quedo aquí ya no podré cambiar”, solloza. El sastre promete llevarle dinero y ella le envía la dirección de su hotel.

mujer

Sin tardar, se reúne con su hija. “No olvides nunca lo mucho que te quiero”, declara él y luego la convence de que le cuente todas sus maldades. “Sí, maté a Sarp e intenté que Doruk se tirara por la ventana. Bahar arruinó mi vida y quería que sufriera”, afirma con frialdad.

Acto seguido, coge el sobre con dinero y se despide de su padre, pero cuando llega al vestíbulo del hotel la policía la detiene. “¡Papá, por favor, no me hagas esto! ¡No podrás vivir con la culpa! ¡Le prometiste a mamá que me protegerías!”, grita sin parar Sirin. En ese momento, ve cómo le quitan a Enver un micrófono que le habían colocado en el abrigo. Kismet, que también ha colaborado en la operación, se muestra satisfecha y se sube al coche donde la espera Cem para marcharse juntos del país.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mujer