Octavi Pujades. Diario de un padre en apuros

Colegios, extraescolares, viajes, tardes de cine… ¿Quién decía que la vida es más fácil cuando los niños crecen? Octavi Pujades es un padre entregado que sufre y disfruta a partes iguales las actividades en familia. Menos mal que su novia, Anna Senan, está a su lado para ayudar a este padre en apuros…

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alicia, de 14 años, y Jordi, de 12, son fruto del matrimonio de Octavi con su primera mujer, Eva, con quien estuvo casado 12 años. El actor es un padre entregado de dos deportistas con los que recorre los campos de fútbol catalanes y los campeonatos de gimnasia rítmica.

"Bueeeeno. Por lo menos hace sol. Y mañana, a Balaguer con la gimnasta. Por la tarde. A comernos el atasco de regreso del puente. Lo de los hijos y sus actividades es una limpieza kármica que ni el salfumán", bromea Octavi.

Menos mal que tiene a su lado a su chica, la fotógrafa Anna Senan, de 24 años, veinte menos que él: "Extraescolares en otoño. Tened hijos, tened… PD: Anna Senan está a las maduras (cenorrios de postín) pero también a las duras (y pasadas por agua). Otra insensata".

Y del fútbol del niño a la gimnasia de la niña. "Fin de semana completo", escribe desde la grada.

También le toca lidiar con las lesiones deportivas: "Pues nada, la gimnasta tiene un esguince. Gajes del oficio…"

Aunque todo tiene su recompensa: "Aunque me chafe las piernas, mi niña sigue sentándose en mi regazo. Ay.

Conclusiones de la paternidad en un día de sueño: "En un momento de debilidad, uno cede y acaba siendo padre. Padre, sí. Y, después de AÑOS de maldormir, de guarderías, colegios, excursiones, extraescolares y demás cosas, llega la adolescencia. Ah, qué bien. Ya van solos al Instituto. Ya empiezan a volar solos. Toca recuperar algo de vida, ¿verdad...? Pues así así. Te salen deportistas y, aparte del fútbol de todas las semanas, hoy a la niña le toca competición de rítmica. En Reus (que está a casi hora y media de casa).
Qué sano es levantarse a las seis y media de la mañana de un sábado. Viva el deporte.
PD: @annasenan, ahora empiezas a intuir dónde te estás metiendo... Huye. Aún estás a tiempo".

Si tienes hijos, la visita a Disneyland Paris es un clásico. Pero con humor, hasta los percances se llevan bien: "Los pies de las princesas Disney son delicados. Y más si son gimnastas, tienen fascitis plantar y llevan cinco días andando como posesos por la Galia. Pero a grandes males, grandes remedios... ¿Y lo cómoda que va ella en su silla? Lo más parecido a ir en carroza que tendrá estos días. Además gracias a eso nos hemos saltado vilmente más de una cola. En fin, no hay mal que por bien no venga".

Una vez en el parque temático, además de encontrarte con tus personajes de ficción favoritos, tienes que mimetizarte con el ambiente. "Aquí se llevan las orejas negras de diadema. Y con lazo mucho mejor, donde va a parar".

¿Quién habló de 'patearse' la ciudad? La familia al completo recorrió París en Sedway.

Eso sí, a medida que van creciendo los churumbeles, pueden hacer planes más interesantes juntos. "Mis hijos todavía no han visto La Llegada. Hoy subsanamos este error", afirmó el actor, que actualmente representa en el teatro Apolo de Barcelona la obra Dignitat.

 

La noche de Halloween era otra cita ineludible para el actor, que ahora echa de menos esos tiempos… "Así iban los Pujades en el Halloween de 2016, cuando aún me pedían (me suplicaban, mejor dicho) que les disfrazara. Durante años los había sacado del colegio y, en la hora de la comida, les maquillaba y vestía macabramente, a contrareloj, para que por la tarde fueran bien feos y asquerosos a pasárselo pipa en clase. Y después, hasta lo que aguantara el tuneo. Este año parece que están a otras cosas".

Además de sus dos niños, Octavi dedica su tiempo a su 'niño grande'. Su padre, que acaba de cumplir 89 años, es el protagonista absoluto de su cuenta de Instagram y cómplice de sus bromas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Famosos TV