Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

6 playas únicas donde zambullirte este verano

Aguas finas y cristalinas para relajarse y disfrutar de la naturaleza.

Aguas finas y cristalinas para relajarse y disfrutar de la naturaleza.

1 de 6
Siquijor (Filipinas)

Piensa en el paraíso: arena dorada, una hilera verde de palmeras, una playa virgen solo para ti… Existe, se llama Siquijor y es una diminuta isla del archipiélago asiático de Filipinas que, por suerte aún, no ha sido devorada por el turismo. Corre, coge un vuelo y ve a disfrutar de este Edén antes de que se descubra el secreto. Siquijor está llena de playas idílicas así que lo mejor es alquilar una moto pequeña para recorrer la isla e ir parando en la que más te llame la atención y por, el camino, hacer una parada en las cascadas Cambugahay que hay en el interior. Eso sí, no te vayas de allí sin haberte dado un baño en la playa más bonita de todas: Palinton Beach, cerca del pequeño pueblo de San Juan. Ah y no te olvides de llevar tu equipo de snorkel porque con solo meter la cabeza bajo al agua asistirás a un colorido e inolvidable espectáculo de vida submarina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Manuel Antonio (Costa Rica)

¿Te imaginas estar tomando el sol mientras una familia de mapaches cruza por delante de tus narices? Bienvenido a la playa del Parque Nacional Manuel Antonio en el pueblo de Quepos, en Costa Rica, donde te darás uno de los baños más entretenidos de tu vida. No solo mapaches se pasearán por la arena porque, como poco, monos e iguanas querrán compartir ese momento contigo. Cuando te canses del sol, simplemente ponte las zapatillas, date la vuelta y sumérgete por los senderos del bosque tropical que te rodea para seguir avistando animales como perezosos, cocodrilos, pizotes, pelícanos… Para acceder al parque tienes que pagar una entrada que ayudará a mantener ese tesoro de biodiversidad que asoma al océano Pacífico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Calblanque (Murcia)

No hace falta salir de la península para escaparse a playas vírgenes protegidas aún de la mano destructiva del hombre. Buen ejemplo de ello es el parque regional de Calblanque en Murcia donde te esperan un puñado de playas y calas naturales divididas en dos sectores y ubicadas en un entorno salvaje entre dunas fósiles, acantilados rocosos e incluso blancas salinas. Elige la que más te guste porque en todas podrás refrescarte en paz, sin chiringuitos con música atronadora, ni edificios a la vista que te quiten el sol, aunque una de las más recomendables es la relajante Cala Dentoles. Para que este lugar siga manteniéndose así, durante la época de verano, está restringido el acceso en vehículo propio pero hay un bus que te lleva desde la entrada a la orilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Koh Nag Yuan (Tailandia)

Aquí tienes la postal perfecta, esa playa de fondo de escritorio que nos hace suspirar de deseo en la oficina, una lengua de arena blanca que une tres islotes rebosantes de vegetación. Te presento a la playa de Koh Nag Yuan en la pequeña isla tailandesa de Koh Tao. Y ahora que ya os habéis dado dos besos, te advierto que por muy idílica y bella que sea su fama la ha convertido en un lugar casi de peregrinaje así que, a no ser que vayas en temporada baja, tendrás que compartir el baño con muchos otros turistas. Si prefieres algo más relajado, te recomiendo la pequeña y relajante Freedom Beach, justo al lado de otra de las playas más bonitas de la isla Chalok Baan Kao.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Scala dei Turchi (Sicilia)

Dice la leyenda que los piratas árabes y sarracenos fondeaban sus barcos en esta curiosa playa del sur de la isla italiana de Sicilia. Sigue sus pasos, ponte el parche en el ojo y la pata de palo, sin olvidarte el biquini, para lanzarte a conquistar este pedacito de costa donde parece haberse quedado varado un inmenso iceberg. Ese gran bloque de hielo no es otra cosa que el llamativo acantilado de piedra calcárea blanca que divide las dos playas de Scala dei Turchi. La erosión ha ido moldeándolo hasta tallar curiosos escalones naturales que parecen de nácar y contrastan con el azul turquesa del mar Mediterráneo. Aprovecha que estás allí para ir hasta la cercana Agrigento, a sólo 15 kilómetros, para visitar el Valle de los Templos, un complejo arqueológico que acoge algunos de los templos griegos mejor conservados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Fuerteventura

La isla canaria de Fuerteventura rebosa de playas espectaculares donde perderse, a cada cual más tentadora haciendo difícil la elección. Te facilito la tarea y te mando con el pareo, el bikini y las gafas de snorkel a la cala El Puertito en Isla de Lobos, ubicado al norte, a media hora en ferry de Corralejo. Este pequeño islote de apenas cuatro kilómetros cuadrados nombrado parque natural ofrece playas vírgenes, aguas turquesas y paisajes volcánicos. La cala El Puertito es un remanso de paz, una suerte de piscina natural donde admirar el fondo marino, relajarse flotando en el agua transparente sin olas que te molesten o aventurarte remando en kayak a descubrir los alrededores.

Sigue descubriendo más andanzas viajeras en De Ilusión a Recuerdo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ocio