Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

¿Prefieres perder peso o volumen?

Empiezas a entrenar en el gimnasio, sientes que la ropa te queda más holgada, pero no ves resultados en la báscula. ¿Por qué? Porque no es lo mismo volumen que peso. Es decir, reducir volumen no implica que pierdas peso.

Empiezas a entrenar en el gimnasio, sientes que la ropa te queda más holgada, pero no ves resultados en la báscula. ¿Por qué? Porque no es lo mismo volumen que peso. Es decir, reducir volumen no implica que pierdas peso.

1 de 6
Pierdes grasa y ganas músculo

Después de unas semanas yendo al gimnasio, haciendo running o bici, notas que tu ropa te queda un poco más ancha. Sin embargo, sobre la báscula no ves resultados a corto plazo. Para evitar la frustración y mantener tu motivación alta, debes saber que volumen no es igual a peso.

Traducido en otras palabras, al practicar deporte y seguir una dieta menos calórica de lo habitual, pierdes grasa y ganas músculo y la masa muscular ocupa menos volumen que la grasa. Por eso, sientes que la ropa te queda amplia. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Combatir la celulitis

Para bajar peso a medio y largo plazo, además del ejercicio, es imprescindible una dieta que funcione. Un plan equilibrado y saludable, sin efecto rebote, que conviene complementar con un anticelulítico que combata la celulitis desde el interior de la piel. Es ahí donde se encuentra el tejido graso formado por adipocitos, que son los responsables de ir almacenando la grasa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Distribución de calorías diarias

Un plan eficaz para adelgazar es la dieta mediterránea de las 2.000 calorías basada en la pirámide los alimentos, con un consumo habitual de verduras, hortalizas y frutas (que se sitúan en la base de la pirámide); un consumo moderado de lácteos desnatados y derivados de la leche; y un consumo bajo de carne roja y grasas, como el aceite de oliva.

La OMS establece la distribución de las calorías de la siguiente forma:
-Hidratos de carbono (un 60 % de las calorías diarias ingeridas).
-Nutrientes procedentes de frutas y verduras (un 15 % del aporte calórico).
-Proteínas de carnes y, sobre todo, pescados (un 15 %).
-Grasas de aceite de oliva (un 10 %).

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Principio activo

 Aceite esencial de coco

Los triglicéridos presentes en el aceite esencial de coco pueden incrementar el metabolismo, produciendo un mayor gasto energético, lo que favorece una pérdida de peso y una acción reductora.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Dieta para recucir volumen

DESAYUNO
Confía en las infusiones, como el té, que son diuréticas. Acompáñalo con unas tostadas de pan integral y una manzana o una ración de piña (también es diurética).

COMIDA
Alcachofas o brócoli con arroz y tomate natural. La verdura tiene propiedades depurativas ideales para que se reduzca la sensación de hinchazón. De postre, una rodaja de melón o sandía.

CENA
Pechuga de pollo sin grasa a la plancha (unos 150 grs.) con una ensalada de tomate. De postre, una pera. Antes de acostarte, puedes tomar una manzanilla.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Dieta para reducir peso

DESAYUNO
Zumo de naranja natural, con una tostada de pan y un poco de miel; o una taza de avena con leche desnatada, dos nueces y una ciruela. A media mañana, una manzana.

COMIDA
Lentejas con verduras o ensalada de lechuga y tomate o una crema de verduras casera; pechuga de pollo o pescado al horno (150 grs.). A media tarde, un melocotón o unas uvas.

CENA
Tortilla de espinacas o de gambas con ensalada de lechuga y zanahoria rallada; o ensalada de espinacas con pavo (sin materia grasa) y piña. Una manzanilla.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud