Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Letizia y el Papa Francisco, tercer encuentro en año y medio

Ambos participaron en la II Conferencia Mundial sobre Nutrición, celebrada en la sede de la FAO en Roma, en la que doña Letizia se ha enfrentado a uno de sus compromisos internacionales más importantes como Reina, su debut en solitario como ponente en una cumbre mundial.

Ambos participaron en la II Conferencia Mundial sobre Nutrición, celebrada en la sede de la FAO en Roma, en la que doña Letizia se ha enfrentado a uno de sus compromisos internacionales más importantes como Reina, su debut en solitario como ponente en una cumbre mundial.

1 de 5
Mucha complicidad

La reina Letizia y el Papa Francisco han participado este jueves 20 de noviembre en la II Conferencia Mundial sobre Nutrición, celebrada en la sede de la FAO en Roma. Ambos se han mostrado muy preocupados por la situación de hambre y desnutrición mundial.

“Es inaceptable que más de 850 millones de personas padezcan hambre crónica y más de 1.400, sobrepeso y obesidad”, reivindicó la Reina.

A este importante acto también acudieron el Papa Francisco, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano; o la esposa del multimillonario Bill Gates, Melinda Gates, “alma máter” de la Fundación Gates.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
El discurso de doña Letizia

Doña Letizia se ha enfrentado a uno de sus compromisos internacionales más importantes en solitario como Reina. Tras viajar a Austria y Portugal en los últimos meses, en esta última ocasión viajo a Roma, donde estuvo con su marido hasta el miércoles pero en donde el jueves acudió en solitario a la sede de la FAO.

En su discurso doña Letizia enfatizaba el “valor especial” de las mujeres para combatir el “inaceptable” grado de hambre en el mundo, y propuso a su vez aumentar la educación de las mujeres para que contribuyan a mejorar la nutrición.

Igualmente reclamó de la “gran industria alimentaria” que haga confluir los “intereses comerciales” con la
“responsabilidad política” para la erradicación de la obesidad, una “epidemia”, dijo, que ningún país del mundo ha logrado revertir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Un look impecable

Además de su gran intervención, la Reina lució espectacular con un vestido nuevo de Felipe Varela hecho en tweed y crepe de color rojo amapola.

Doña Letizia le quiso aportar un punto multicolor a su “look” con unos pendientes muy originales y coloridos de Tous, de la colección Beethoven, en oro amarillo de 18 kt. y rubí, esmeralda, crioprasa, turmalina verde, rubí, ópalo y cuarzo rosa, que cuestan 895 € y están disponibles en la web de la marca. Otro de sus complementos fue un bolso rosa palo en charol.

Además, dejó las trenzas y se hizo un recogido con un poco de volumen, que le quedan muy bien al rostro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Las palabras del Papa

El Papa Francisco denunció que “la lucha contra el hambre y la desnutrición se ve obstaculizada por la prioridad del mercado y la preeminencia de la ganancia”.

Además, el Pontífice criticó, como ya ha hecho en otros discursos, el sistema económico que, dijo, “ha reducido los alimentos a una mercancía cualquiera, sujeta a especulación, incluso financiera”.

Con esta ocasión de esta cumbre Letizia ha vivido su tercer encuentro con el Papa Francisco. El primero fue en marzo de 2013 con motivo de su misa de coronación y el segundo en junio de 2014, en su primer viaje oficial al extranjero tras su proclamación como Reyes.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Dejó patente su pasado como presentadora

Doña Letizia dejó patente su pasado como presentadora, recitando su discurso sin papeles.

La Reina subrayó también que la malnutrición “es la principal causa de enfermedad en el mundo” y consideró que “es inaceptable que más de 850 millones de personas padezcan hambre crónica”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo