Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

La princesa Mako se compromete y renuncia a sus privilegios reales por amor

La nieta del emperador Akihito contraerá matrimonio con un excompañero de universidad convirtiéndose en plebeya.

La nieta del emperador Akihito contraerá matrimonio con un excompañero de universidad convirtiéndose en plebeya.

1 de 4
GTRES
Mako renuncia por amor a sus privilegios reales

La princesa Mako ha anunciado oficialmente su compromiso de boda con Kei Komuro, excompañero de universidad de la nieta del emperador Akihito de Japón.

Mako y Komuro han hecho su primera aparición pública este domingo, convocando una rueda de prensa en la residencia imperial de Akasaka -Tokio- para dar la noticia de su compromiso. La Princesa renuncia por amor a sus privilegios reales, convirtiéndose en plebeya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
GTRES
Alegres por dar este paso

Este anuncio oficial ha contado con la aceptación del emperador Akihito, por lo que la pareja aseguraron que sentían una "gran alegría" por dar este paso.

"Me sentí verdaderamente feliz cuando él se me declaró a finales de 2013 y acepté en el momento", expresaba feliz la princesa japonesa. Por su parte, el joven aseguró ser consciente de la "responsabilidad que supone casarse con la princesa" y dio a conocer su intención de "formar una familia armoniosa".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
GTRES
5 años de relación

La joven pareja -25 años- mantienen una relación desde hace cinco años, pues se conocieron en la Universidad Internacional Cristiana de Tokio en 2012, mientras ambos cursaban sus estudios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
GTRES
Será plebeya

Este futuro enlace vuelve a abrir una de las polémicas que más surgen en torno a la Casa Imperial nipona, ya que ésta obliga a las mujeres que deciden casarse a perder su estatus de realeza, por lo que sus integrantes se han visto considerablemente reducidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo