Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Kate y Guillermo, ''felices'' con su príncipe de 3,800 kilos

''No podríamos estar más felices'', así ha definido Guillermo de Inglaterra el momento que viven él y Kate con la llegada de su hijo, a quien presentarán este mismo martes. Kate Middleton ha dado a luz a un niño, que recibe el título de príncipe, este 22 de julio a las 16.24 horas, casi diez horas después de haber ingresado en el hospital Saint Mary de Londres. Ocupará el tercer puesto en la línea de sucesión al trono británico por detrás de su padre y su abuelo, Carlos, que a través de un comunicado, se ha mostrado ''enormemente orgulloso y feliz de ser abuelo por primera vez''.

''No podríamos estar más felices'', así ha definido Guillermo de Inglaterra el momento que viven él y Kate con la llegada de su hijo, a quien presentarán este mismo martes. Kate Middleton ha dado a luz a un niño, que recibe el título de príncipe, este 22 de julio a las 16.24 horas, casi diez horas después de haber ingresado en el hospital Saint Mary de Londres. Ocupará el tercer puesto en la línea de sucesión al trono británico por detrás de su padre y su abuelo, Carlos, que a través de un comunicado, se ha mostrado ''enormemente orgulloso y feliz de ser abuelo por primera vez''.

1 de 14
Nace el primer hijo de los duques de Cambridge

Kate Middleton ha dado a luz a su primer hijo, un varón. La duquesa de Cambridge ingresaba sobre las 7 de la mañana (hora española) de este 22 de julio en el hospital Saint Mary. Casi 10 horas después de ingresar, Kate tenía en brazos a su primogénito, que ha pesado 3,79 kg.

La expectación era máxima y las leyes de sucesión habían garantizado el pasado abril que no hubiese discrimación. Los varones no podrían preceder a sus hermanas en la línea de sucesión según una ley aprobada el pasado 25 de abril y que rompía una tradición histórica desde hace 300 años.

Sin embargo, finalmente, ha sido un varón. El primer hijo de los duques de Cambridge llegaba al mundo en Lindo Wing, el ala privada del centro hospitalario. La duquesa ingresaba en una habitación que vale 6.400 euros la noche.

Allí, en Lindo Wing, nació hace 31 años Guillermo de Inglaterra -y su hermano Enrique-, convirtiéndose en el primer heredero que nacía en un hospital en vez de en Buckingham Palace. De esta manera, su primogénito ha seguido sus pasos.

El niño, cuyo sexo no se ha sabido hasta que ha nacido, pues, según informó la casa real británica, los padres primerizos decidieron no conocer el sexo de su bebé hasta su nacimiento, es el tercero en la línea de sucesión al trono británico, por detrás su abuelo, el príncipe Carlos, y su padre, el príncipe Guillermo.

El parto ha sido de forma natural, por deseo expreso de la madre, y ha estado supervisado por el exginecólogo de la reina Isabel II, Marcus Setchell, y por su ginecólogo actual, Alan Farthing.

Además, la duquesa de Cambridge ha tenido muy cerca a su madre, Carole Middleton, y a su hermana Pippa. Guillermo de Inglaterra también ha estado presente en el nacimiento de su heredero.

Se espera que la duquesa presente a su hijo hoy mismo, como ya hizo Lady Di, que sólo estuvo 21 horas en el hospital. Junto a ella, su inseparable marido, que ha pasado con su mujer la noche y ha pedido una baja de paternidad de dos semanas. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Siguiendo el protocolo

A las once de la mañana, un portavoz de la duquesa anunciaba que el parto progresaba ''normalmente" y desde primera hora de la tarde, la reina Isabel II esperaba el aviso de la llegada del bebé real en el Palacio de Buckingham.

Como manda el protocolo, Guillermo llamó personalmente a su abuela por teléfono para darle la noticia de que acababa de nacer su bisnieto. A la vez, un mensajero -en la imagen- llevó la partida de nacimiento a Buckingham. Fue entonces cuando, a las 21:30 horas (española) conocimos la noticia.

Tanto el niño como la madre se encuentran bien.

La expectación mediática era enorme, más aún teniendo en cuenta que se calculaba que Kate salía de cuentas el 13 de julio. Sin embargo, la fecha podía haber dado lugar a error ya que los duques dijeron que esperaban a su hijo a mediados de julio.

Pese a la presión mediática, tanto Kate como sus ginecólogos consideraron que se encontraba bien y que preferían un parto natural.

Se da la casualidad de que el bebé ha nacido en el día más caluroso en años, con 33 grados en Londres, y que cuando Kate ha roto aguas ha coincidido con una de las tormentas más esperadas ya que hacía semanas que, frente a lo habitual, no llovía en Londres.

Esta es, además, la primera vez que en el reino de Inglaterra coinciden cuatro generaciones de la reina y sus herederos vivos: Isabel II, Carlos, Guillermo y el nuevo bebé. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Anuncio oficial

Como manda el protocolo, después de que el mensajero llegase al palacio de Buckingham para anunciar oficialmente al a reina Isabel II el nacimiento de su bisnieto y tercero en la línea de sucesión, un cartel en un caballete avisaba en el palacio de la llegada del bebé. Informaba que el niño, un varón, había nacido a las 16.24 horas (del 22 de julio) y que tanto la madre como su hijo se encontraban bien. 

"El duque de Cambridge ha estado presente en el nacimiento. La Reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles (Camilla), el príncipe Enrique y miembros de las dos familias han sido informados y están encantados con la noticia", informaba el palacio de Kensington a través de un comunicado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Carlos de Inglaterra, ''lleno de alegría'', y Guillermo, feliz

El príncipe Carlos, que ha seguido cumpliendo con su agenda hasta el último momento y en la misma mañana del nacimiento de su nieto ha acudido a un acto oficial, ha emitido un comunicado expresando su felicidad.

Carlos, que asegura que éste es un ''momento increíblemente especial'' para los duques de Cambridge, señala también que ''ser abuelos es un momento único en la vida de cualquier persona como mucha gente me lo ha dicho en los últimos meses, de modo que estoy enormemente orgulloso y feliz de ser abuelo por primera vez y estamos impacientes de ver al bebé. Estamos encantados por ellos con el nacimiento de un niño".

Minutos después del comunicado de Carlos de Inglaterra, era el propio padre, Guillermo de Inglaterra, el que señalaba, a través de otro comunicado, que ''no podríamos estar más felices''.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Londres es una fiesta

Londres se ha convertido en una fiesta con el nacimiento del baby-royal, incluso el London Eye ha celebrado la llegada del nuevo heredero con luces azules, rojas y blancas.

Además, la llegada de un nuevo miembro de la familia real se celebra con 41 disparos realizados por la Tropa de Artillería Real en Green Park y 62 disparos más en la Torre de Londres.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Un príncipe sin apellidos

El anuncio oficial del nacimiento del bebé, colocado sobre un caballete ante el palacio de Buckingham, en Londres, se ha convertido en centro de los objetivos de numerosos turistas y británicos. 

La expectación ha sido tal que el nacimiento del bebé de Kate y Guillermo podría generar unos 284 millones de euros. 

Cientos de admiradores se agolpaban en otro punto de interés, el hospital donde ha nacido el pequeño, donde había personas acampadas desde días antes esperando la llegada del niño, que recibirá el título de Príncipe y no necesitará llevar apellido.

Si sus padres quisiesen podrían optar por ponerle Cambridge, Gales o Mountbatten-Windsor. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Última aparición pública de Kate antes de ser mamá

El último acto público al que acudió Kate embarazada fue a la celebración oficial del 87 cumpleaños de la abuela de su marido, la reina Isabel de Inglaterra, el pasado 15 de junio.

Para esa ocasión tan especial, la duquesa de Cambridge se decantó por un abrigo en rosa pastel y botones de perlas blancas del diseñador Alexander McQueen. En la cabeza, un tocado del mismo color de la modista Jane Corbett, de cuyos modelos es una gran fan.

Después, Kate ha pasado los últimos días de su embarazo, junto a Guillermo, en la casa familiar que los Middleton tiene a 80 kilómetros de Londres, en Buckleburry. Allí es precisamente donde el bebé pasará las primeras semanas junto a su madre, por deseo expreso de Kate.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
En noviembre su embarazo seguía siendo un secreto

La duquesa de Cambridge visitaba el colegio St. Andrews en el que estudió de niña durante diez años en Pangbourne (oeste de Londres) el pasado 30 de noviembre, día de Escocia.

Kate eligió un vestido de cuadros escoceses en tonos oscuros de la firma Alexander McQueen -una de sus favoritas- y unas botas de ante negras con tacón. Por aquel entonces ya estaba embarazada, sin embargo, su estado era todo un secreto.

Durante el acto, inauguró un campo de hockey, deporte que de pequeña le apasionaba, y del que demostró aún sus aptitudes, a pesar de conocer que esperaba su primer hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Los duques de Cambridge se ven obligados a confirmar que van a ser padres

Era el pasado 3 de diciembre, cuando Kate era ingresada en el Hospital King Edward VII tras sufrir un cuadro de hiperémesis gravídica debido a su embarazo. Ese día se hacía público la confirmación de que los duques de Cambridge esperaban su primer hijo.

Kate abandonaba el centro hospitalario tres días después, el 6 de diciembre, día en que recibió el alta. Lo hacía junto a su marido, el príncipe Guillermo de Inglaterra, que estuvo pendiente de ella en todo momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
A Kate se le escapó que podría ser una niña

El 5 de marzo, Kate retomaba su agenda oficial con una visita al Centro del Patrimonio Nacional de la Pesca, en Grimsby (Inglaterra).

Totalmente recuperada de los primeros síntomas del embarazo, la duquesa de Cambridge proseguía así, sin ningún problema, y con la sonrisa que le caracteriza, con su agenda oficial.

Durante la visita, la joven recibió un osito de peluche, a lo que respondió: "Thank you, I'll take that for my d...'' (gracias, lo cogeré para mi... d... -como empieza daughter, hija en inglés-)". Al darse cuenta de su error, no continuó la frase, asegurando que no sabían el sexo del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
El 'look' pre-mamá de Kate

Kate ha dado una leccción de estilo durante los largos meses de embarazo: abriguitos, vestidos y tocados ideales que la han convertido en toda una 'it girl' para las que como ella, pronto iban a ser mamás.

La duquesa de Cambridge, que sufrió el frío invierno londinense durante su embarazo, empezó a decantarse por elegantes abrigos, tras los cuales empezaba a notarse su incipiente trapita.

Según empezaron a subir las temperaturas, la mujer del príncipe Guilermo llevó la primavera a su armario. En algunas ocasiones se decantó por vestidos de estampados (como éste de lunares) o lisos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Kate se despide en solitario antes de dar a luz

La duquesa de Cambridge, en plena recta final de su embarazo, continuó con su agenda oficial. Su último acto público en solitario fue el pasado 13 de junio, cuando Kate visitó el nuevo transatlántico de la línea de cruceros Royal Princess, el cual 'bautizaron' en presencia de la duquesa, como manda la tradición británica.

Kate llegó al muelle de Southampton para ser la madrina de este crucero, como en su día lo fueron Isabel II y Diana de Gales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Los Windsor y los Middleton, más unidos que nunca

Guillermo y Kate no pudieron acudir al Festival de Coronación porque estaban esperando la inminente llegada de su primer hijo. Sin embargo, sus familiares, tanto de la casa real británica como de los Middleton, estuvieron unidos en los jardines del Palacio de Buckingham, donde tuvo lugar el festejo.

Pippa Middleton, que estuvo sentada al lado de su padre durante el acto, ha vuelto a acaparar los titulares, coincidiendo con el nacimiento de su sobrino, tras su estreno como periodista. Y es que la hermana de Kate ha fichado por la edición americana de "Vanity Fair", donde este mes de julio lo ha hecho con seis páginas, como comentarista de tenis.

Su debut ha sido muy criticado ya que da consejos como que en Wimbledon conviene comer fresas con Primm's, una bebida muy característica en Gran Bretaña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
El hospital Saint Mary y su larga espera

Kate salía de cuentas el pasado sábado 13 de julio, y desde días antes, numerosos medios de comunicación se instalaban en los alrededores del hospital Saint Mary, donde ya se sabía que iba a dar a luz la duquesa de Cambridge.

Desde entonces han sido una multitud de visitas las que ha recibido el centro hospitalario, que se ha llenado de globos, peluches, recuerdos del nacimiento y decenas de curiosos. Tanta es la expectación que en las puertas del hospital se colocaros varias pizarras donde los ingleses apostaron si sería niño o niña.

Además, también empezaron a barajarse nombres para el futuro rey o futura reina de Inglaterra. Alexandra, Isabel y Diana eran los favoritos si era niña; y Jorge y Eduardo, si era niño.

La expectación ha sido máxima en Londres, donde los británicos esperaban entusiasmados la llegada del heredero de los duques de Cambridge. Y es que el nacimiento del bebé de Kate y Guillermo podría generar unos 284 millones. Con el logotipo de "bebé real" se podrán comprar desde pijamas y camisetas hasta móviles.

Sin embargo, hay a quien no le interesa esta noticia. Es por eso que el diario británico "The Guardian", de gran tirada en Inglaterra, ha creado una versión "republicana" de su página web para aquellos que no estén interesados en seguir la cobertura del parto de Kate. Así, los lectores sólo tienen que pulsar una pestaña en la que pone: "¿republicano?", para que desaparezca todo lo relacionado con la noticia del nacimiento del bisnieto de la soberana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo